ASIA/INDONESIA - Los Camilos abren el primer noviciado en la isla de Flores

viernes, 30 septiembre 2016 evangelización  

Gabriel ^(oo)^

Maumere (Agencia Fides) – “El 14 de julio del 2016 ha marcado un momento histórico para la Misión de los camilos de Indonesia: la apertura oficial del noviciado en Maumere, la isla de Flores, con los dos primeros novicios”. Lo explica a la Agencia Fides el p. Luigi Galvani, MI, misionero en la isla desde hace muchos años. “La presencia de los religiosos Camilos en Maumere, en la isla de Flores, acaba de cumplir siete años. El lema adoptado por el pequeño grupo de pioneros, fueron las palabras del Evangelio: 'Todo es posible a quién cree'. De ahí nacen la fuerza, el coraje y la determinación para superar las diversas dificultades, tanto jurídicas, logísticas y sobre todo económicas”, dice el misionero.
“Los objetivos principales de la nueva Delegación eran la promoción de las vocaciones y la formación de los jóvenes a la vida religiosa y misionera. Nada más llegar a Indonesia, alquilaron una modesta casita en las afueras de Maumere donde fundaron su primera demora. Sólo dos años después, gracias a la solidaridad de los generosos benefactores, nació el St. Camillus Formation Center, una estructura capaz de albergar a unos cincuenta jóvenes. El nuevo centro está situado en las proximidades de la Facultad de Filosofía y Teología de los misioneros Verbitas que cuenta con un millar de estudiantes”.
“La isla de Flores, es la más católica de las 17.000 islas de Indonesia, y es un terreno fértil para las vocaciones. Los Camilos, después de la apertura del centro de formación de Maumere, han abierto recientemente un segundo centro en Ruteng, una pequeña ciudad en el norte de la isla, para acoger y preparar a otros jóvenes con un programa específico para las otras etapas de la formación: filosofía, noviciado y teología (véase Fides 24/2/2016). Actualmente, la delegación de Indonesia está compuesta por cinco sacerdotes (4 indonesios y un italiano), un profeso temporal, dos novicios, cuatro pre-novicios, treinta estudiantes de filosofía y una veintena de jóvenes del curso de orientación. Los Camilos también se dedican a actividades pastorales y sociales, tales como: la capellanía del hospital de la ciudad, la dirección del programa sobre la malaria en la diócesis de Maumere, la visita semanal a los enfermos y discapacitados en las parroquias, además de dirigir un centro de nutrición para cientos de niños necesitados”.
“La Delegación, mira hacia el futuro con otros pequeños sueños por realizar” continúa el padre Galvani. “Entre estos, ya está en fase de construcción un centro social y de formación para los jóvenes en las afueras de Maumere, que podrá dar hospitalidad a un centenar de estudiantes de las zonas remotas de la isla. El centro también contará con un ambulatorio y ofrecerá a los estudiantes cursos de informática, inglés y formación” concluye el padre Luigi. (LG/AP) (30/9/2016 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network