ASIA/INDIA - Investigación sobre las masacres anticristianas en Orissa: fueron planificadas

viernes, 23 septiembre 2016 hinduismo   violencia   minorías religiosas   política   libertad religiosa  

S.D.

Bhubaneswar (Agencia Fides) – Las masacres contra los cristianos que se produjeron en Orissa en 2008, fueron el resultado de una cuidadosa planificación realizada por grupos nacionalistas hindúes de la red “Sangh Parivar” a niveles altos. Masas analfabetas de militantes fueron manipuladas por la propaganda e incitadas a matar. Gracias a la investigación llevada a cabo por el periodista indio Anto Akkara, “se puede volver a escribir la historia de Kandhamal”, el distrito de Orissa que fue teatro de las matanzas contra los cristianos en 2008. Y hoy, “es una vergüenza para la nación y para el poder judicial que siete cristianos inocentes languidezcan en la cárcel por un crimen que no cometieron”, señala Akkara en una conferencia en la que se ha presentado su último libro de investigación titulado: “¿quién mató a Swami Laxmanand?”.
El libro - que sigue a otras obras como “Kandhamal: una mancha contra la laicidad india” y “Kandhamal clama justicia” - arroja luz sobre el misterioso asesinato del líder hindú Swami Laxmanand, un asesinato del que fueron acusados los cristianos, y que sirvió como pretexto para desatar la violencia.
Justo después del asesinato del líder, de 81 años de edad, el 23 de agosto de 2008, en el distrito de Kandhamal, en el estado indio de Orissa, las comunidades cristianas sufrieron un ataque masivo indiscriminado. Casi 100 cristianos fueron asesinados, 300 iglesias y 6.000 casas fueron saqueadas y 56.000 desplazados internos buscaron refugio en los bosques para escapar de esa limpieza étnica enfurecida.
Tras el asesinato del líder, más tarde reivindicado por la guerrilla maoísta, siete cristianos fueron detenidos y condenados a cadena perpetua en 2013 por asesinato “a pesar de la falta de pruebas”, señala Akkara, denunciando una auténtica “parodia de la justicia”. El Tribunal Supremo aún no ha fijado una fecha para el apelo, “pero la supuesta conspiración cristiana contra los hindúes es totalmente infundada”, señala el periodista.
Esta es la reconstrucción de Akkara: “En el cálculo político de la red extremista Sangh Parivar, después de haber tratado brutalmente a los cristianos de Kandhamal, la lobby cristiana internacional habría obligado a Sonia Gandhi a despedir al gobierno de Orissa, donde el Partido nacionalista Bharatiya Janata Party era socio de coalición. Esto habría abierto el camino para la victoria de los grupos nacionalistas hindúes y del BJP en las elecciones de 2009, elecciones que sin embargo ganó el Partido del Congreso”.
Akkara señala la reticencia institucional para abordar la cuestión, dado que “la Comisión Nacional de Derechos Humanos ni siquiera ha emitido un comunicado de prensa sobre Kandhamal en ocho años” y señala que “siete cristianos inocentes en prisión son una mancha en el sistema judicial del país”, mientras que “Kandhamal sigue siendo una mancha en el rostro de Orissa y para la laicidad india”. (SD PA) (Agencia Fides 23/9/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network