OCEANIA/AUSTRALIA - Los obispos: construir solidaridad entre generaciones para mejorar la atención a los ancianos

martes, 6 septiembre 2016 ancianos   jóvenes   solidaridad   justicia  

Sydney (Agencia Fides) – Debido a que la vida se va alargando, tenemos que construir “una nación justa y compasiva que sepa vivir la solidaridad favoreciéndola entre todas las generaciones”: así lo ha afirmado el obispo Antoine-Charbel Tarabay, que dirige el Consejo para la Justicia Social en la Conferencia Episcopal Australia, al ilustrar el programa de los Obispos australianos para el año fiscal 2016-2017 con respecto al ámbito de la justicia social, titulado “Un lugar en la mesa: la justicia social en una sociedad que envejece”.
Como informa una nota enviada a la Agencia Fides por la Conferencia Episcopal, “Australia, tiene que proteger a las personas ancianas y vulnerables del peligro de sentirse una carga para la sociedad”. Los Obispos subrayan la importante contribución que las personas mayores continúan aportando a la vida de la comunidad. Según las estimaciones, el número de australianos mayores de 65 años (a día de hoy 3,6 millones) crecerá y llegará a 8,9 millones a mediados de siglo. Alrededor del 75% de los hombres y el 85% de las mujeres llega a la jubilación con buena salud y tiene una esperanza de vida de unos 20 años después de la jubilación.
“Sin embargo, existe el peligro de que una sociedad sin preparación para el cambio demográfico pueda evaluar estas tendencias como una amenaza económica. Ya oímos términos de división como 'robo intergeneracional' o comparaciones desagradables entre trabajadores productivos y jubilados” afirma Mons. Tarabay.
“Nuestra comunidad necesita garantizar que los costes y beneficios de una población que envejece se distribuyan equitativamente. Cuando las políticas fomentan el prolongar la vida laboral, por otra parte, deben asegurarse de que los grupos vulnerables estén protegidos de la pobreza”, continúa, señalando la necesidad de “garantizar un cuidado digno” para todos y no abandonar a los ancianos a la soledad y a los abusos.
Los obispos deploran la “cultura de usar y tirar” o la “cultura de los desechos”, que llega a considera superfluas a las personas mayores, y abogan por una “cultura del cuidado compasivo” que valore y proteja a las personas en sus últimos años de vida, invitando a una plena solidaridad entre las generaciones. (PA) (Agencia Fides 6/9/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network