AMERICA/BOLIVIA - Misionero entre los jóvenes alcohólicos en la selva tropical del Amazonas

lunes, 5 septiembre 2016 misioneros   pobreza  

APG23

La Paz (Agencia Fides) – Giovanni Forasacco tenia 54 años de edad cuando dejó Italia para ir como misionero a Bolivia. Se había unido a la Comunidad Papa Juan XXIII, fundado por Don Oreste Benzi, y en esta comunidad maduró la decisión de ir a vivir en plena selva amazónica, en la región del Alto Beni, junto con un grupo de alcohólicos, para acompañarlos en su recuperación.
Según informa la nota recibida por la Agencia Fides, se trata de personas sin esperanza, cuya única posibilidad de supervivencia es aislarse a sí mismos en la selva. Con ellos el padre, cultivaba plátanos, café, arroz, y proclamaba la palabra de Jesús traduciéndola en su “pan de cada día”, el bimensual con la palabra de Dios de cada día y las meditaciones de Don Benzi. Pero, sobre todo, les escuchaba, les apoyaba y más aún, entendía sus miserias.
En la jungla, las condiciones de vida son extremadamente difíciles: calor húmedo, insectos que atormentan durante todo el día, pobreza extrema. Ningún otro misionero había sido capaz de permanecer allí mucho tiempo, mientras que Giovanni ha dado toda su energía a esos hombres destruidos por el alcohol y por una vida de privaciones. Con la ayuda de donaciones de Italia y de los proyectos de la Unión Europea, construyó un nuevo edificio en el que, el pequeño grupo puede vivir más dignamente. En mayo de este año regresó a Italia para conseguir fondos para continuar con este trabajo, pero falleció repentinamente el 29 de agosto, mientras estaba trabajaba en su amada tierra, a los 63 años. Había dejado escrito que quería ser enterrado en frente a la capilla de la pequeña comunidad de personas heridas, junto a un joven que murió hace unos años. (SL) (Agencia Fides 5/9/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network