AMERICA/ECUADOR - “Con la ayuda de todos, levantaremos la escuela” tras el terremoto los estudiantes inician el curso en aulas de bambú

miércoles, 31 agosto 2016

Playa Prieta (Agencia Fides) – “Queremos nuestra escuela, no queremos ir a estudiar a otra escuela, o de lo contrario dejaremos de estudiar, o saltaremos un año”: es lo que dicen los estudiantes de la escuela dirigida por las Siervas del Hogar de la Madre en Playa Prieta, que ha quedado destruida por el terremoto que afectó a la costa de Ecuador en la noche del 16 de abril, al pensar en el nuevo año escolar que iniciaba el pasado mes de julio.
El terremoto ha causado centenares de muertos, entre ellos una religiosa y cinco postulantes de la comunidad (véase Fides 18/4/2016), y ha dejado tras de sí miles de heridos y personas sin hogar.
Las madres de los estudiantes han animado a las hermanas: “contad con nosotros para cualquier cosa, para hacer de comer, para preparar el cemento, para pasar los ladrillos, para lo que sea. La escuela la vamos a levantar, entre todos podemos hacerlo, verán...”. De todo el complejo de la escuela que albergaba a los estudiantes desde infantil hasta secundaria, sólo se pueden utilizar la guardería y el salón de actos, el resto ha tenido que ser demolido y reconstruido, incluso el terreno ha tenido que ser reforzado porque muestra grietas y hundimientos.
“Ha sido impresionante ver cuántas personas han rezado, han dado todo lo que tenían, incluso sus ahorros, olvidándose de sus problemas y su dolor para unirse al nuestro” nos dice una religiosa. Muchos han mostrado su apoyo sin tener muchos medios económicos. Los profesionales han ofrecido su trabajo o su maquinaria, los voluntarios han sacrificado su fin de semana para ayudar, las madres de familia han dejado sus tareas diarias para ayudar al equipo en todo lo que se les pedía...
El 27 de junio fue el primer día de clases para las escuelas secundarias, mientras que al día siguiente llegó un equipo de voluntarios de la empresa Telefónica de Quito, con un camión cargado de cañas de bambú para la construcción de quince aulas destinadas a albergar temporalmente a los 360 alumnos inscritos. El 15 de julio se celebró una pequeña ceremonia de entrega de las aulas a los estudiantes, felices de “volver a casa”, “a su escuela”, mientras que a su alrededor continúan los trabajos para la reconstrucción definitiva de la Unidad Educativa Sagrada Familia, la cual incluirá aulas, capilla, sala de ordenadores, salón de actos, la casa para los voluntarios y la casa de las hermanas. (SL) (Agencia Fides 31/8/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network