AFRICA/CONGO RD - “Detener las matanzas en Kivu del Norte”: petición dirigida a la comunidad internacional

sábado, 20 agosto 2016 grupos armados  

Kinshasa (Agencia Fides) - “Exigimos que la comunidad internacional, y en particular el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas bajo presión de los Estados miembros de la UE, apliquen todas las medidas necesarias para poner fin lo antes posible a las masacres en la zona de Beni, en el noreste de la República democrática del Congo”, se lee en la petición lanzada por la Red Paz para el Congo.
Un comunicado enviado a la Agencia Fides recuerda que en esa área, “se han producido y se siguen produciendo masacres terribles, muchas personas de etnia Nande han sido asesinadas, los brazos de muchos niños amputados, mujeres violadas y evisceradas, familias enteras masacradas y brutalmente asesinadas” .
El 14 de mayo del 2016 los coordinadores locales de los grupos de la sociedad civil de Beni, Butembo y Lubero denunciaron en una carta abierta el asesinato de 1.116 personas, mientras que otros 1.470 secuestros registrados oficialmente se han producido en los últimos dos años. “La secuencia incesante de asesinatos brutales contra la población indefensa en varios pueblos de la zona, que continúa a pesar de la presencia del ejército congoleño y de las fuerzas de la ONU, es muy preocupante y hace entrever un diseño criminal completado con crueldad escalofriante para barrer con la violencia y el terror a los habitantes civiles de la zona”, dice la Red Paz para el Congo.
En la petición se pide que se promueva una investigación sobre los crímenes cometidos en esta zona de la República Democrática del Congo ante la Corte Penal Internacional, la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, la Corte Internacional de Justicia de La Haya; se pide también que el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Generales y Política de Seguridad promueva con urgencia una investigación a nivel europeo e internacional sobre estas masacres; además que la Unión Europea evalúe el envío de un representante especial a la zona de Beni para preparar un informe que pueda presentarse con la mayor urgencia al Parlamento Europeo, a los gobiernos de los Estados miembros y a las instituciones europeas más altas; que se de a la misión MONUSCO de las Naciones Unidas, además del mandato de observación, la facultad de interposición en la zona de Beni, y que se le da la oportunidad de defenderse y proteger a la población civil de manera eficaz y eficiente contra el aumento de la violencia de los milicianos; que, dado que el comercio ilegal de minerales es la fuente primaria de apoyo a los grupos armados que operan en el noreste del Congo, la Unión Europea debe aprobar y poner en práctica tan pronto como sea posible, la regulación de los “minerales de conflictos”, recientemente negociado, que prevé una estrecha vigilancia con el fin de adoptar todas las mejoras posibles para contrarrestar la financiación de conflictos.
El Papa Francisco después del Ángelus en la solemnidad de la Virgen María (véase Fides 18/8/2016) había denunciado el “silencio vergonzoso” con el que se cubren los crímenes cometidos en Kivu del Norte. (L.M.) (Agencia Fides 20/8/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network