AFRICA/SENEGAL - “No a los fármacos de la calle”: líderes cristianos y musulmanes unidos contra las medicinas ilegales

miércoles, 3 agosto 2016 sanidad  

Dakar (Agencia Fides) - Los religiosos cristianos y musulmanes se han unido para aumentar la concienciación de la población de Senegal sobre los riesgos de los medicamentos falsificados que están a la venta en las calles del país.
La iniciativa interreligiosa forma parte de la campaña nacional lanzada por el gobierno de Senegal contra los llamados “fármacos de la calle”. La campaña está organizada por el Ministerio de Salud y de la Acción Social, con el apoyo técnico de la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea, con el fin de erradicar el mercado ilícito de medicinas en Senegal.
Con este propósito don Bernard Diouf, responsable de la pastoral sanitaria de la Archidiócesis de Dakar, y El Hadj Oumar Diène, Secretario General de los Imanes y de los Ulema de Senegal, han participado a un seminario de formación promovido por las autoridades locales, que tiene como objetivo encontrar formas de comunicación para convencer a los fieles de ambas religiones a cambiar de comportamiento con respecto a la compra de fármacos ilegales.
Las autoridades de Senegal creen que los líderes religiosos pueden desempeñar un papel importante en la sensibilización de la población sobre los riesgos de los “fármacos de la calle”.
Los pobres son quienes más recurren al mercado negro para comprar medicamentos baratos que a menudo son ineficaces o incluso perjudiciales, provocando riesgos para su salud. “No a los fármacos de la calle” es lo que han acordado por unanimidad el imán y el sacerdote católico. “Vamos a enviar un mensaje a los imanes, para que aborden el tema de las medicinas ilegales en sus sermones. También nos hemos comprometido a hacer frente al problema en nuestros diversos programas religiosos musulmanes en la radio y en la televisión”, ha dicho el imán El Hadj Oumar Diène.
Don Bernard Diouf, por su parte, ha afirmado que la iglesia combate todo aquello que atenta contra la vida del hombre y contra su dignidad y ha prometido que prevendrá sobre ello al arzobispo de Dakar, Mons. Benjamin Ndiaye, dándole la información necesaria para involucrar a todas las estructuras diocesanas en la campaña.
La campaña que inició el 24 de julio y que se concluirá el 31 de agosto, mira a informar a la población para que compre en las farmacias regulares fármacos genéricos, menos caros en lugar de “fármacos de la calle”. (L.M.) (Agencia Fides 3/8/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network