ASIA/TIERRA SANTA - La capilla del Santo Sepulcro permanece abierta a los peregrinos, a pesar de los trabajos de restauración

viernes, 15 julio 2016 peregrinaciones   santos lugares  

terrasanta.net

Jerusalén (Agencia Fides) - El trabajo de restauración que comenzó hace un par de semanas, han rodeado completamente con andamios y lonas el lugar del Santo Sepulcro, pero el lugar donde, según la tradición, fue colocado el cuerpo de Cristo después de la crucifixión seguirá siendo accesible a los peregrinos durante los trabajos de recuperación y consolidación de la estructura. Lo han referido fuentes oficiales del Patriarcado Latino de Jerusalén, en una nota acerca de las obras firmada por Thomas Charriere. Una estructura de hierro permite el acceso seguro a la tumba, mientras que la fachada ha sido despojada y alrededor de la estructura se llevan a cabo día y noche los trabajos de restauración.
La Custodia franciscana de Tierra Santa, a través de sus canales oficiales, proporciona actualizaciones regulares sobre el progreso de los trabajos. “Las obras más importantes”, se lee en la página web terrasanta.net “se centran en el momento, en la fachada norte. La arquitectura barroca-otomana había dibujado aquí los contornos de tres ventanas ciegas. Ahora ya no se ven por qué el muro ha sido completamente despojado del revestimiento de mármol. Analizando las fotos de la pared desnuda, da la sensación de que haya sido construido en al menos dos ocasiones diferentes, a juzgar por la diferencia entre las piedras utilizadas y la trama que las une”.
La mayor parte de los trabajos más rumorosos se llevan a cabo por la noche, con el uso de taladros y martillos. Todos los fragmentos de mármol retirados de la fachada han sido llevados a la galería franciscana, bajo la cúpula, con un montacargas instalado no muy lejos de los arcos de la Vírgen. En el laboratorio bajo el techo de la basílica cada elemento es inventariado, antes de medirlo y limpiarlo. El proyecto de restauración, con un coste de 3,3 millones de dólares es apoyado por la Iglesia Católica, la Iglesia greco ortodoxa y la Iglesia armenia apostólica. En abril, el rey de Jordania, Abdullah II ha enviado en forma de “beneficencia real” (Makruma) una donación personal sustancial para el proyecto (GV) (Agencia Fides 15/7/2016).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network