CHINA - Campamento de verano: ocasión para consolidar la solidaridad y la colaboración entre las comunidades

jueves, 14 julio 2016 iglesias locales   jóvenes  

Faith

Shi Jia Zhuang (Agencia Fides) – El campamento de verano para los chicos y jóvenes es una actividad muy consolidada en las comunidades católicas continentales chinas, y este año ha servido como ocasión para consolidar la solidaridad y la colaboración entre las diferentes comunidades católicas.
Según la información recibida por la Agencia Fides, el párroco de la parroquia de Chang Heng de Xin Xiang, una pequeña comunidad, ha recibido la ayuda del grupo juvenil del Divino Amor de la diócesis de Zheng Zhou para organizar su campamento. Ha sido la primera vez que los jovenes católicos del grupo han realizado un trabajo pastoral fuera de la diócesis. Del 4 al 11 de julio han guiado a los chicos de Chang Heng en el estudio del catecismo, de los cantos sagrados, de la historia de la Biblia. Algunos chicos que ya habían recibido su primera comunión, han podido recibir la eucaristía en la misa, y tres chicos también se están preparando para el bautismo. Según los jóvenes voluntarios, “ha sido una experiencia extraordinaria. Los niños nos han ayudado, con sus preguntas, a profundizar en nuestro conocimiento de la fe y la espiritualidad”. Desde ayer, 180 chicos de la diócesis de Zhou Zhi, en la provincia de Shaan Xi, comenzaron el campamento de verano 2016, de hecho, se trata del “campamento del año de la Misericordia”, como han señalado los sacerdotes y religiosas que los dirigen desde el 16 de julio. Además 440 chicos en la diócesis de Wen Zhou han asistido al campamento anual de verano. Según el vicario diocesano, “gracias al apoyo de los sacerdotes y religiosas que han renunciado a su tiempo de descanso, hemos organizado una semana de campamentos. Queremos que el campamento de verano sea una puerta abierta a los niños y a sus padres para participar luego a las escuelas dominicales de la parroquia, donde pueden asistir a las actividades de la iglesia”. El campamento de verano de la comunidad católica de Qian An, de Tang Shan, ha contado con la presencia de una veintena de niños no católicos junto a otros setenta católicos. Gracias a la paciencia y al afecto de las Hermanas de la Inmaculada Concepción, han podido profundizar en los conceptos fundamentales de la fe cristiana a través de la sagrada escritura peor también con dibujos, caricaturas y expresiones de danza. (NZ) (Agencia Fides 2016/07/14)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network