AMERICA/VENEZUELA - “Está claro que los intereses del gobierno no son los intereses del país”: inicia la Asamblea de los obispos

viernes, 8 julio 2016 conferencias episcopales   política   Áreas de crisis   pobreza  

CEV

Mons. Diego Rafael Padrón Sánchez

Caracas (Agencia Fides) – Ayer por la tarde, al abrir la Asamblea de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), el Presidente, Su Exc. Mons. Diego Rafael Padrón Sánchez, Arzobispo de Cumaná se ha dirigido a los Obispos con estas palabras: “No me detendré a describir la situación del país, porque hoy constituyen una rara excepción los venezolanos que no sufren una dura realidad. A más de que el sistema que nos gobierna ya está agotado, los actuales gobernantes manifiestan incapacidad para solucionar los urgentes problemas del país... Se observa claramente que los intereses del gobierno no son los intereses del país, de sus gentes y sus instituciones. La ingobernabilidad, aparte de la brutal represión, y la carencia de respuestas serias y estables, que superen la improvisación y la provisionalidad, provocan la percepción generalizada de que la crisis global se agudiza y se prolonga sin límites. Percepción que genera al mismo tiempo incertidumbre, desesperanza, depresión rabia y violencia social".
Según el texto recibido en la Agencia Fides, Mons. Padron ha continuado diciendo: “Un gobierno que no ha podido derrotar 'la guerra económica' y dar alimentos y medicinas al pueblo, aún más, negado a permitir que instituciones religiosas o sociales presten su concurso para aliviar las penurias y dolencias del pueblo, carece de autoridad moral para llamar al diálogo y a la paz... Un gobierno que durante diecisiete años y no ha podido, a pesar de todos sus recursos, controlar y dominar la delincuencia no está en condiciones de asegurar tranquilidad y paz a los ciudadanos”.
Al final del discurso, el Presidente de la CEV ha sugerido una vía de salida: “el diálogo, del cual habla el gobierno, comienza por el reconocimiento de la gravedad de la situación en todos los órdenes y la manifestación de la voluntad mediante signos visibles, de querer cambiar positivamente o transformar la situación… Nosotros los venezolanos estamos ante una disyuntiva moral, pues no podemos admitir ni permitir que la vida humana ceda el puesto a la divinización de la ideología. Cuando se da una situación así, hay que recurrir al poder originario que está en el pueblo. Consultarlo y acatar su decisión es un imperativo moral que no puede ser soslayado por ninguna autoridad”.
Mons. Padrón Sánchez también ha subrayado que “el Referéndum Revocatorio comenzó prácticamente el 6 de Diciembre”: en esa fecha, de hecho, se llevaron a cabo las elecciones para renovar los 167 miembros de la Asamblea Nacional, con la victoria de la oposición (véase Fides 11/11/2015), también se comenzó a recoger firmas para un referéndum para la revocación al Presidente Nicolás Maduro, y se ha alcanzo la cifra de dos millones (véase Fides 14/05/2016).
“Las inquietudes de la población venezolana son compartidas en estos momentos por muchas instancias nacionales e internacionales – ha continuado diciendo el Presidente de la CEV -. Los Obispos no somos ni oficialistas ni opositores. Ofrecemos nuestros buenos oficios para facilitar canales de diálogo”.
Por último el arzobispo ha lanzado un apelo: “Como tarea urgente, ratificamos públicamente nuestra solicitud de que se permita la entrada de medicamentos que necesitan muchos venezolanos con urgencia para su atención sanitaria. La capilaridad de Cáritas de Venezuela y la cooperación de instituciones privadas, y no de entes gubernamentales, nos hace capaces de recibir y distribuir adecuadamente las muchas ofertas que recibimos a diario del exterior. No es la solución definitiva pero sí es un paliativo que no debería esperar más”.
La asamblea de obispos, inició ayer, 7 de julio y terminará el martes 12. (CE) (Agencia Fides, 08/07/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network