ASIA/TIERRA SANTA - Ponen en marcha una recaudación de fondos para la remoción de minas en el lugar del bautismo de Jesús

miércoles, 6 julio 2016 peregrinaciones  

halotrust.org

Jerusalén (Agencia Fides) - El proyecto de remoción de minas de la zona de Qasr al-Yahud, que se extiende alrededor de la orilla oeste del río Jordán, a la altura del lugar que la tradición identifica como el lugar del bautismo de Jesús, tendrá una duración de dos años y requerirá del uso de al menos 4 millones de dólares. Por esta razón, la Halo Trust, una compañía británica especializada a la que se han encargado los trabajos de recuperación, ha puesto en marcha una suscripción para financiar el proyecto, dirigida especialmente a las Iglesias y comunidades cristianas de todo el mundo.
Qasr el-Yahud, a pocos kilómetros de la ciudad de Jericó, se encuentra en los territorios palestinos ocupados por Israel en 1967, justo en la frontera con Jordania. El área incluye antiguas iglesias y monasterios hasta ahora consideradas peligrosos debido a las minas diseminadas en la zona al tiempo de la Guerra de los Seis Días (5-10 de junio de 1967).
El área en proceso de ser recuperada cubre alrededor de 100 hectáreas. En un primer momento se anunció que los trabajos de limpieza de minas terminarían para finales de 2016. La limpieza de los campos minados - subrayan los directivos de la empresa en los comunicados de prensa para lanzar la suscripción - permitirá a los lugares de culto en la zona, que pertenecen a la Iglesia Católica, a la Iglesia copta, a la Iglesia sirio ortodoxa y a varias Iglesias ortodoxas – el ser restaurados para dar cabida a las liturgias y ofrecer cuidado pastoral a los cientos de miles de peregrinos que podrían volver a visitar el lugar.
La compañía especializa en la eliminación de minas y restos explosivos de guerra también ha mencionado las muestras de apoyo recibidas por parte de algunos líderes de las iglesias y comunidades cristianas, entre ellos el padre Pierbattista Pizzaballa OFM, ex custodio de Tierra Santa y recientemente nombrado administrador apostólico de la sede vacante del Patriarcado Latino de Jerusalén. “Estamos a la espera del día en que, gracias a la Halo Trus, podamos volver a celebrar con seguridad el sacramento del bautismo”, dice el padre Pizzaballa entre otras cosas, en una declaración concedida cuando era custodio de Tierra Santa.(GV) (Agencia Fides 6/7/2016).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network