AFRICA/ETIOPIA - Nace una nueva comunidad católica en Kokosa: catecúmenos de los más pobres de entre los pobres

viernes, 24 junio 2016 evangelización  

AM

Kokossa (Agencia Fides) - El domingo 19 de junio, solemnidad de Pentecostés, según el calendario litúrgico de la Iglesia de Etiopía, ha nacido en Kokossa, Etiopía, en la región de Oromia, una nueva comunidad cristiana católica. Lo ha explicado a la Agencia Fides el obispo emérito de Padua, Mons. Antonio Mattiazzo, misionero en Etiopía (véase Fides 19/10/2015). “El primer anuncio del Evangelio en Kokossa lo realizó el P. Angelo Antolini, actual Prefecto Apostólico de Bata, cuando era párroco de Kofele. Su trabajo fue continuado por el padre Bernardo Coccia, también desde Kofele. Ellos me pasaron su testimonio en septiembre de 2015, ayudados por un catequista de Kofele y por el hermano capuchino Mateo”, dice el P. Mattiazzo.
“Después de tratar de conocer el estado de cada persona que asistía a las reuniones de oración y catequesis, admitimos a aquellos que cumplían con los requisitos necesarios para el catecumenado y los demás al pre-catecumenado. Catecúmenos y pre-catecúmenos eran los más pobres de entre los pobres desde el punto de vista económico. Algunos no tenían ni siquiera el dinero para comprar un par de zapatos y venían descalzos a las reuniones, incluso con el frío y la lluvia. Por tanto, decidimos iniciar una forma de micro-créditos y, entre otras iniciativas, tomamos medidas para dar zapatos a los que estaban descalzos. El anuncio del Evangelio siempre va de la mano, cuando no está precedido antes, de la caridad y de la promoción humana”.
“Disponíamos de una pequeña casa inhabitable incluso para los estándares locales - continúa el Obispo -. Pensamos en restaurarla y mientras tanto, mientras se realizaban las obras, colocamos una gran tienda de campaña para acoger a los catecúmenos y pre-catecúmenos”.
“La solemnidad de Pentecostés, y la celebración de los sacramentos se prepararon con una especie de Triduo, el viernes y el sábado en particular, con una oración y catequesis. El sábado por la mañana celebré tres ritos: el rito de effata, el exorcismo y la admisión a la Iglesia Católica de las personas provenientes de otras confesiones cristianas. A las reuniones del viernes y sábado asistieron numerosos miembros de los consejos pastorales de Kofele y de las comunidades cristianas de Gode, Denda, Cacia, pertenecientes a la parroquia de Kofele. Ellos mismos han podido ver cómo nace una comunidad cristiana, comprometiéndose a seguir apoyando a la comunidad y a llevar a cabo una obra de evangelización. A algunos de ellos les he conferido un 'mandato misionero'. Si de los países de la antigua cristiandad no vienen misioneros, nosotros nos proponemos formar a los laicos a ser discípulos misioneros, como ha pedido y espera que sea el Papa Francisco”. “La comunidad católica cristiana está compuesta por 36 personas; una pequeña semilla que necesita ser reforzada con la mistagogia para crecer, fructificar y expandirse”, concluye Mons. Mattiazzo. (AP/AM) (24/6/2016 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network