ASIA/CHINA - Los huérfanos de Da Ming celebran el día de padre con los sacerdotes que los siguen

jueves, 23 junio 2016 iglesias locales   órdenes religiosas   menores  

Faith

Han Dan (Agencia Fides) – Los niños discapacitados, abandonados por sus padres, y los huérfanos acogidos en el Instituto Don Bosco de Da Ming, diócesis de Han Dan, han celebrado el “Día del padre” celebrando a los sacerdotes que cuidan de ellos y a los que consideran cómo sus padres. Según la información recogida por la Agencia Fides, después de la misa del domingo 19 de junio, día en el que se celebra el Día del Padre en China como cada tercer domingo de junio, los niños se han reunido alrededor del sacerdote que ha celebrado misa para felicitarle.
Estos sacerdotes de la comunidad del seminario diocesano del Sagrado Corazón,se ocupan de la asistencia espiritual de las religiosas que dirigen el Instituto y de los niños alojados, y están siempre disponibles para satisfacer las necesidades de estos niños, convirtiéndose en muchos casos para ellos en padres, cariñosos y pacientes. Los más pequeños han querido celebrar el Día del Padre regalando flores hechas con sus manos a otros sacerdotes que no estaban presentes, pero que también cuidan de ellos.
El Instituto Don Bosco de Da Ming fue creado en 1984, cuando la hermana Wu Yong Bo, de la Congregación de la Madre de Dios, que para entonces tenia ochenta años, acogió a una niña discapacitada que había sido abandonada en la puerta de la iglesia. A partir de ese momento, la religiosa anciana decidió hacerse cargo de estos niños, aunque con una estructura muy modesta. En octubre de 1994, el Instituto Don Bosco fue inaugurado oficialmente en un edificio más adecuado a las necesidades de los pequeños.
Hasta la fecha, unos 300 niños discapacitados, abandonados, huérfanos han recibido una acogida amorosa aquí. Muchos de ellos han podido ir a la universidad o han sido adoptados por familias escogidas y seguidas por las religiosas. Para recaudar los fondos necesarios para el funcionamiento del Instituto, las hermanas también han participado en la maratón anual en Pekín. Gracias a ellas, a los sacerdotes y a la generosidad de tantos fieles laicos, el Instituto también ofrece ahora cursos de formación profesional para adultos con discapacidades, de formación profesional para los afectados por parálisis cerebral, y organizan reuniones para mejorar la formación y la vida social de estos niños. Hoy en día hay 61 niños que viven en el Instituto (NZ) (Agencia Fides 2016/06/23)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network