AMERICA/VENEZUELA - “La primera preocupación de la Iglesia es la paz”, recuerda el Nuncio Apostólico

lunes, 20 junio 2016 política   democracia   pobreza   violencia  

Su Exc. Mons. Aldo Giordano

Guanare (Agencia Fides) – El nuncio apostólico en Venezuela, Su Exc. Mons. Aldo Giordano, ha subrayado que es deber de la Iglesia buscar el diálogo en el país, un diálogo por la paz y para satisfacer las necesidades de la población (véase Fides 14/06/2016). “La primera preocupación es la paz, cómo evitar la violencia; cómo ser útiles cuando hay tensiones, como lograr la reconciliación. Si hay problemas con la alimentación y la medicina, el Papa quiere ayudar a la gente y sostener el bien común” ha dicho Mons. Giordano durante su visita a Guanare, capital de la región portuguesa, el 18 de junio.
Según la nota recibida por la Agencia Fides, el Arzobispo ha viajado a Guanare para presidir la misa en la que se dará el título de Santuario a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. También han estado presentes el arzobispo de Calabozo, Su Exc. Mons. Manuel Díaz Sánchez, y el obispo de Guanare, Su Exc. Mons. José de la Trinidad Valera Angulo. Mons. Giordano ha expresado su satisfacción por la visita al santuario, recientemente renovado, donde cientos de personas se reúnen para orar y escuchar la palabra de Dios. “Tengo el honor de traer en esta visita, una reliquia de San Juan Pablo II, un gran padre de la Iglesia, un gran pastor universal de la Iglesia”, ha dicho el nuncio apostólico al entregar la reliquia.
En Venezuela siguen aumentando las tensiones y en los próximos días hay varias manifestaciones de la oposición contra el programa del gobierno, para solicitar la convocatoria del referéndum sobre la destitución del presidente Maduro. Algunos de estos eventos se han convocado porque el Consejo Nacional Electoral (CNE) ha cancelado recientemente la validez de 600.000 firmas recogidas por la oposición en el último referéndum (CE) (Agencia Fides, 20/06/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network