ASIA/SRI LANKA - Retirar las minas de la nación: signo de una paz duradera

miércoles, 8 junio 2016 guerras   violencia   onu   paz   justicia  

Facebook

Colombo (Agencia Fides) – Siete años después del final de un largo conflicto civil de 26 años, Sri Lanka ha aceptado firmar el tratado de prohibición de minas antipersonal, también conocido como la “Convención de Ottawa”. Las provincias del norte y este de Sri Lanka, escenario del conflicto, se han visto muy afectadas ya que han sido sembradas de minas y explosivos. A día de hoy algunas agencias que participan en la remoción de minas han estado trabajando en Sri Lanka. Al adherir a la Convención, Sri Lanka se compromete a destruir todas las minas antipersonal que le pertenezcan o que se hallen bajo su jurisdicción o control, dentro de cuatro años. De acuerdo con los datos más recientes, 162 estados han adherido a la Convención hasta la fecha.
“Recibimos favorablemente esta decisión como un primer paso para cumplir con aquellos que han sufrido la guerra y la violencia”, dice una nota del Jesuit Refugee Service (JRS) enviada a la Agencia Fides.
El JRS reconoce y valora la decisión del gobierno de Sri Lanka y pide al gobierno que “coopere activamente con los actores de la sociedad civil que trabajan en el ámbito humanitario, así como en la promoción de los derechos humanos, la reconciliación nacional y la reconstrucción. Esto ayudará a allanar el camino para la unidad nacional, la integración, el desarrollo y la paz basada en la justicia y la equidad”. (PA) (Agencia Fides 8/6/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network