VATICANO - El Card. Filoni abre el Congreso Nacional Misionero: “necesitamos a Cristo”

viernes, 27 mayo 2016 filoni   obras misionales pontificias   animación misionera   iglesias locales  

OMP Colombia

Bucaramanga (Agencia Fides) – Como Bartimeo “también nosotros estamos un poco ciegos, somos un poco mendigos, un poco pobres. Tenemos necesidad de Cristo, de recuperar una fe cristológica. Tenemos necesidad de creer que nuestra vida es amada por Dios a pesar de la oscuridad y de la incertidumbre de ciertos momentos. Tenemos necesidad de la luz y de la esperanza de que el Señor baje hasta las profundidades en que nos encontramos para disipar cualquier tiniebla y curar cualquier ceguedad o enfermedad”. Así ha dicho el Card. Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, presidiendo la Misa de apertura del XII Congreso Nacional Misionero de la Colombia, en Bucaramanga, durante la tarde de ayer, jueves 26 de mayo.
Dirigiéndose a los Cardenales, al Nuncio Apostólico, a los Obispos, a los sacerdotes, a los religiosos y religiosas, y a los numerosos fieles laicos presentes, el Card. Filoni ha entregado el saludo y la bendición del Papa Francisco, y ha definido “motivo de profunda alegría eclesial” su participación en la apertura del Congreso Misionero.
Tomando como referencia el Evangelio de la liturgia del día, memoria de San Felipe Neri, en su homilia el Cardenal se ha detenido ha comentar la curación del ciego Bartimeo (Mc 10.46-52). “Estar ciego, en el lenguaje de la Sagrada Escritura, no es simplemente una deficiencia física, sino que también tiene un significado espiritual – ha dicho -. Bartimeo conocía la oscuridad de la ceguera y se sentía necesitado de la vista; de aquí brota su profundo grito: «¡Hijo de David, Jesús, ten piedad de mí!». Jesús le escucha, «se paró y les dijo: '¡Llamadlo!'»”.
Luego, citando la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, del Papa Francisco, el Card. Filoni ha explicado que “esta invitación dirigida a Bartimeo, es imagen y símbolo de cada uno de nosotros y de cuantos titubean en la fe... ‘Al que arriesga, el Señor no lo defrauda, y cuando alguien da un pequeño paso hacia Jesús, descubre que Él ya esperaba su llegada con los brazos abiertos» (EG 3)’ El Señor escucha, acoge, devuelve la vista. En resumen, salva mediante la fe. Por la fe, Bartimeo creyó en el amor de Dios, que todo lo puede”, y una vez recuperada la vista se puso a seguirlo.
En la lectura (1Pt 2,2-5,9-12), San Pedro “nos recuerda que estamos llamados a exhortar a todo hombre y mujer a tener valor,porque el Señor nos llama a la salvación. Este animar, buscar al hermano, darle esperanza, llevarlo a Jesús, es lo que significa Iglesia 'en salida', comunidad de discípulos misioneros”.
El Prefecto del Dicasterio Misionero ha terminado la homilía expresando el siguiente deseo: “Que podamos oír, nosotros también, como Bartimeo: «Tu fe te ha salvado»”, e invocando la ayuda de María, discípula humilde y fiel, y de Santa Laura Montoya, para “que podamos cumplir con eficacia nuestra misión evangelizadora”. (SL) (Agencia Fides 27/05/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network