VATICANO - El Card. Filoni en Guapi: “que se desarrolle entre ustedes una conciencia misionera fuerte”

martes, 24 mayo 2016

Guapi (Agencia Fides) – “Después de tantos años de sufrimientos debidos a los males de la violencia y la corrupción, ha llegado el momento propicio de extirpar todo mal y de perdonar mutuamente, instaurando una cultura de paz y haciendo surgir entre ustedes dinámicas personales, familiares y comunitarias de reconciliación”. Esta es la invitación que el Card. Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha dirigido a los fieles colombianos del Vicariato Apostólico de Guapi, en la costa del Pacífico, que ha visitado este lunes, 23 de mayo.
Antes de la Misa celebrada en la Catedral de la Inmaculada Concepción, el Cardenal se ha reunido con sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y grupos de apostolado en el auditorio del Colegio San José, y se ha detenido a hablar con ellos sobre la realidad pastoral del Vicariato y sobre los problemas más importantes a los que hacer frente, como la paz, el rechazo del conflicto armado, el compromiso por la justicia social, el desarrollo y la lucha contra la pobreza. Después se ha reunido con las autoridades civiles y militares, junto con los responsables de los organismos estatales.
En la homilía de la Misa, celebrada a medio día, el Prefecto del Dicasterio Misionero ha subrayado que “Guapi es una Iglesia en crecimiento”, que debe dotarse de las estructuras necesarias y, sobre todo, de clero indígena, por eso ha realizado un llamamiento diciendo “cuento con la colaboración de todos, en todos los ámbitos, también en el económico y material”. “Es necesario que se desarrolle entre ustedes una conciencia misionera fuerte de la Iglesia local . También en la pobreza, se puede hacer frente a las exigencias del Evangelio y de la Iglesia” ha afirmado el Cardenal. Guapi es una comunidad joven, por esto el Prefecto del Dicasterio Misionero ha animado a desarrollar la pastoral familiar, “exhortando a los jóvenes a una vida cristiana coherente con los principios del Evangelio”, para que formen auténticas familias cristianas, fundadas en el amor sacramental del matrimonio, como Jesús lo ha mostrado, fiel e indisoluble.
“La Palabra de Dios, para que pueda cumplirse en nuestra vida, después de haber sido escuchada y meditada, debe ser vivida todos los días y en todos los sitios en que nos encontremos – ha continuado - . Al hallar espacio en nosotros, nos previene para evitarnos caer en una vida contraria a la vida cristiana e inclinada al alcohol, a la droga, a los juegos de azar, al materialismo, etcétera”. Por último el Cardenal se ha dirigido a todos los trabajadores pastorales, catequistas, religiosos y religiosas, recordándoles de mantener, en su empeño pastoral, una particular atención hacia los pobres y los enfermos. (SL) (Agencia Fides 24/05/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network