ASIA/CHINA - La muerte del obispo Luca Tommaso Zhang Huaixin, Pastor premuroso y paciente

lunes, 23 mayo 2016 iglesias locales  

Faith

S.E. Mons. Luca Tommaso Zhang Huaixin con las hermanas de San Jose

Jixian (Agencia Fides) -El domingo 8 de mayo de 2016, alrededor del medio día, ha fallecido S. E. Mons. Luca Tommaso Zhang Huaixin, obispo de Jixian (Weíhwei), en la provincia de Henan (China Continental). El 23 de este mes habría cumplido 91 años. El 6 de mayo fue hospitalizado de urgencia tras empeorar por el diabetes y por problemas cardíacos que sufría desde hacia tiempo. Un día antes de fallecer estaba todavía lúcido de mente y recordaba sus años de juventud, pasados en el seminario.
Mons. Luca Tommaso Zhang Huaixin nació el 23 de mayo de 1925 en la aldea de Liangbudaying, Honghetun, Distrito de Anyang, en una familia de católicos fervientes. Su vocación fue seguida por los misioneros italianos del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras, que trabajaba en Henan. En 1934 entró en el Seminario menor de la diócesis de Jixian y, luego, pasó al Seminario mayor de Kaifeng. Fue ordenado sacerdote por S.E. Mons. Gaetano Pollio, P.I.M.E., Arzobispo de Kaifeng, el 19 de octubre de 1950.
Después de la ordenación llevo a cabo su ministerio pastoral en Tianjin y en Anyang. En 1958 fue arrestado y condenado a los campos de trabajo forzoso por su fe. Sólo en 1980 pudo regresar a desarrollar su ministerio pastoral. El 19 de octubre de 1981 fue consagrado secretamente como obispo de Jixian por S.E. Mons. Giulio Jia Zhiguo, obispo de Zhengding, en Hebei.
Mons. Luca Tommaso Zhang Huaixin es recordado por quienes lo conocieron como un Pastor premuroso y paciente, con una gran fe y dedicación completa a la evangelización, que se supo desgastar por la construcción material y pastoral de su diócesis: se reunía frecuentemente con las comunidades; restauró y construyó iglesias, entre ellas la catedral; creó varios centros sanitarios, un centro de catequesis y uno para retiros espirituales; siguió de cerca la formación de los sacerdotes, manteniendo con ellos relaciones paternas y afectuosas y asegurándoles la posibilidad de ejercer el ministerio; sostuvo el desarrollo de la Congregación de las Hermanas de San Jose. Bajo su guía, la diócesis de Jixian ha crecido en número de sacerdotes, religiosas y fieles, además de en el compromiso en el campo sanitario y de catequesis. Algunos de sus sacerdotes han sido ordenado por obispos legítimos, reconocidos por las Autoridades civiles. El mismo Mons. Zhang Huaixin acepto el reconocimiento del gobierno, pero permaneciendo fiel a los principios de fidelidad y de comunión con el Papa y sin adherir a organismos cuya finalidad es inconciliable con la doctrina católica.
Un gran número de fieles han rendido homenaje a su salma, en la catedral, y han participado en el funeral, que se ha celebrado el 14 de mayo. (Agencia Fides 23/05/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network