ASIA/SIRIA - Los obispos católicos de Alepo: participamos en la Pasión de Cristo, nuestros sufrimiento no serán en vano

lunes, 2 mayo 2016 mártires  

Wikipedia

Alepo (Agencia Fides) – “Somos hijos de la resurrección, hijos de la esperanza, y creemos firmemente que este sufrimiento no será en vano: siguiendo el ejemplo de los santos y mártires, los ponemos junto a la pasión de Cristo, para que puedan convertirse en sufrimiento santificado y santificante, por la paz en Siria y la salvación de nuestra ciudad”. Son las palabras de los obispos católicos de Alepo, en un mensaje dirigido a los fieles, para ofrecer consuelo y esperanza a los habitantes de la ciudad siria mártir, que de nuevo se ve perturbada por el conflicto que ha vuelto a resurgir después de unas semanas de tregua, tanto en los barrios controlados por el gobierno como en aquellos donde se encuentran las milicias rebeldes, con lanzamientos de artillería y bombardeos que también han gorlpeado un hospital dirigido por Médicos sin fronteras.
En un mensaje enviado a la Agencia Fides, los obispos católicos de Alepo lanzan un grito “a la conciencia de quienes diseñan y quienes ejecutan esta guerra”, suplicando en voz alta: “¡Basta!” por “amor de Dios” y “por misericordia de los hombres” por “el grito de la sangre de los niños y de los mártires que se eleva a Dios” y “por las lágrimas de las madres en duelo”.
En el delirio de muerte y violencia que envuelve a Alepo, los obispos católicos expresan una mirada cristiana del sufrimiento de sus hermanos desde los ojos de la fe y de todos los demás ciudadanos, lejos de las intenciones de los usan el sufrimiento de los cristianos como instrumentos para sus batallas ideológicas o como pretexto para movilizaciones y campañas de clave político-cultural.
Los Obispos de Alepo invitan a todos a no dejarse “superar por la tristeza y la desesperación”, y sugieren que precisamente en su misteriosa participación en la pasión de Cristo, el sufrimiento de los cristianos de Alepo tiene sentido para el mundo como algo que sucede en la historia del misterio de la salvación anunciada por el Evangelio. “Esto” refieren los obispos en su declaración “es el significado más importante de nuestra permanencia en Alepo”. En esta perspectiva, los pastores católicos de la ciudad mártir de Siria, renovamos la consagración de Alepo al Inmaculado Corazón de María, a ella “que en sus apariciones en Fátima había pedido la consagración del mundo a su Inmaculado Corazón con el fin de obtener la paz”. En particular, en el mes de mayo dedicado a María, los Obispos piden a los católicos que se ofrezcan “oraciones, especialmente el rezo del Rosario, en nuestras iglesias por esta intención: convertidos a Dios y pidiendo la intercesión de la Virgen María, Reina de la Paz, ponemos nuestro país, Siria y nuestra ciudad de Alepo bajo su protección”. (GV) (Agencia Fides 2/5/2016).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network