ASIA/SIRIA - Ciudad con mayoría cristiana bombardeada por los rebeldes islamistas. Tregua armada en Qamishli entre las milicias kurdas y el ejército pro-Assad

lunes, 25 abril 2016 guerras  

Twitter

Hama (Agencia Fides) – Las milicias islamitas vinculadas al grupo “alqaedista” de Jabhat al Nusra han llevado a cabo, este domingo 24 de abril, un ataque con morteros contra la ciudad siria de Sqelbiya, de mayoria cristiana, que se encuentra en la provincia central de Hama, matando al menos a cuatro civiles. Lo han comunicado fuentes kurdas consultadas por la Agencia Fides. A las víctimas hay que sumar al menos quince heridos, algunos de los cuales están en estado grave. El ataque ha tenido lugar a través de un lanzamiento continuo de proyectiles de mortero, que han caído como lluvia sobre los barrios residenciales. La ciudad, bajo el control del gobierno del ejército, en el pasado había sufrido ataques por parte de los militantes yihadistas, que varias veces han intentado tomar el control, sin conseguirlo nunca.
Mientras tanto, en la provincia de Hassaké,al noreste de Siria, continúa la tregua entre el ejercito del gobierno y los milicianos kurdos de la Unidad de protección Popular (YPG), alcanzada el pasado sábado después de los sangrientos enfrentamientos que estallaron el miércoles 20 de abril sobre todo en la ciudad de Qamishli (Véase Fides 21/4/2016). Los representantes de las milicias kurdas, entrevistados por la agencia de noticias ARA News, han reafirmado su intención de mantener el control de las zonas conquistadas durante los combates, y la negativa a facilitar cualquier concesión al gobierno de Assad. Los mismos líderes kurdos han acusado al régimen de obligar a la población civil de la zona a crear grupos paramilitares de "autodefensa" sometidos al ejército gubernamental, utilizando principalmente contra los Funcionarios Públicos formas de chantaje como la suspensión de sueldo, o la perdida forzada del puesto de trabajo.
La apertura de un nuevo frente de conflicto entre las milicias kurdas y el ejército de Assad al noreste de Siria, conforma que detrás de la tragedia en el país, se mueven estrategias e intereses, que no se pueden reducir al enfrentamiento con los yihadistas del Estado Islámico (Daesh). Según fuentes locales, en los tres días de enfrentamientos entre la milicia kurda y el ejército del gobierno murieron 17 civiles, 10 milicianos kurdos y 31 soldados sel gobierno y paramilitares pro régimen. (GV) (Agencia Fides 25/04/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network