AFRICA/ARGELIA - La paz social en peligro debido a la caída de los precios del petróleo y del gas

jueves, 21 abril 2016 economía  

Argel (Agencia Fides) - La fuerte caída de los precios de los hidrocarburos (petroleo en el primer lugar, además del gas cuyo precio está relacionado con el primero) es probable que tenga repercusiones sociales y políticas en los países cuya principal fuente de ingresos son las exportaciones de energía. Uno de estos es Argelia, cuya economía, recuerda una nota enviada a la Agencia Fides por el ISPI (Instituto de Estudios de Política Internacional), es “una especie de mono-cultura del hidrocarburo, donde la industria de la energía tiene un valor aproximado del 30% del PIB, el 95% de las exportaciones y el 60% de los ingresos fiscales”.
La nota señala que “gracias a los ingresos procedentes de la venta al exterior de la energía y a las royalty pagadas por las empresas extranjeras, el gobierno argelino encabezado por el presidente Buteflika ha podido financiar un “pacto social” con la población y reconstruir el país después de la guerra civil de los años 90. Con los ingresos del petróleo y el gas se ha pagado de todo: inversiones en infraestructuras y viviendas populares, subsidios al consumo de energía eléctrica, combustible, agua y alimentos, salarios de los empleados, importaciones de bienes manufacturados, etc”.
Sin embargo, este mecanismo está en crisis debido a la caída de los precios del petróleo, lo que ha llevado a “una fuerte contracción de los ingresos procedentes de las exportaciones de hidrocarburos, que han caído de unos 60 mil millones de dólares en 2014 a 35 mil millones en 2015. A pesar de un parcial aumento de la producción y las exportaciones de gas en los últimos meses, la disminución de los precios del petróleo registrados en diciembre y enero sugiere que los ingresos de 2016 serán aún más bajos, probablemente alrededor de 30 mil millones de dólares.
El deterioro de la economía, con la consiguiente reducción de la capacidad del estado para comprar la paz social, se suman las incertidumbres en el ámbito político. “El casi octogenario presidente Buteflika no aparece en público desde hace varios meses, y muchas personas se preguntan si no estará ya muerto”, afirma la nota. “Roces y contrastes son cada vez más evidentes entre el círculo interno del presidente y la élite económica y militar en Argelia. Mientras tanto, el margen de maniobra para el país se reduce y si no se actúa en los próximos meses, la falta de aumento de los precios del petroleo en los próximos años requerirá decisiones políticas drásticas” concluye la nota. (L.M.) (Agencia Fides 21/4/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network