AFRICA/MARRUECOS - La Iglesia en África del Norte cada vez más atenta a los subsaharianos

lunes, 11 abril 2016 obispos   migrantes  

Rabat (Agencia Fides) - La Iglesia en África del Norte se pregunta cada vez más sobre la dimensión africana de sus países y de sus comunidades, Lo afirma el comunicado final de la Asamblea de la CERNA (Conférence des évêques de la Région Nord de l’Afrique) que se ha celebrado en Tanger (Marruecos) del 3 al 6 de abril. “Los fieles en el África subsahariana son cada vez más numerosos: representan del 50 al 90% de nuestras comunidades”, se lee en el documento enviado a la Agencia Fides. Los estados del norte de África, “países tradicionalmente de emigración, se han convertido también en países de tránsito, y ahora, poco a poco, se están transformando en países de acogida”.
Entre estos “Marruecos ha elegido mirar hacia el África negra e integrar a los africanos subsaharianos que viven en su territorio: apertura de las fronteras y multiplicación de las líneas aéreas hacia los países del África subsahariana; regularización de indocumentados; escolarización de los niños; cuidados médicos para todos en las instituciones sanitarias públicas; cursos de religión islámica para los no musulmanes; posibilidad de que los extranjeros puedan establecer negocios y repatriar los capitales: hay muchas señales de apertura del país tanto hacia el sur como hacia el norte”.
Todo esto es un desafío y una oportunidad para la Iglesia en África del Norte. “Es una alegría para nosotros que la Iglesia se haga más universal, menos europea, rejuvenecida, y que exista esta asistencia eclesial de sur a sur” afirman los obispos. Varios sacerdotes y religiosos de países de origen de los migrantes subsaharianos, de hecho, han entrado en la Iglesia de África del Norte, un hecho señalado por los obispos: “entre los agentes pastorales de orígenes culturales diferentes, hay que aprender a conocerse y estimarse en nuestra diversidad” .
La misión de la Iglesia en el norte de África se centra “no sólo en el apoyo espiritual de sus miembros, sino también en el testimonio del amor de Cristo hacia todos, entrando en relación con nuestros hermanos y hermanas musulmanes”. “Esto no es fácil debido a los prejuicios y a la realidad de un cierto racismo”, subrayan los obispos, que sin embargo señalan cómo algunas de las representaciones de la Virgen de Vladimir, presentes en muchos oratorios de la región, representan a María, que abraza al Niño Jesús, con una mano blanca y la otra negra. Una imagen que simboliza el futuro de la Iglesia de África del Norte.
Para enfatizar el vínculo entre la Iglesia en el norte de África con la de África subsahariana, la próxima reunión de la CERNA se llevará a cabo en Senegal a finales de enero de 2017. (L.M.) (Agencia Fides 11/4/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network