AMERICA/CHILE - Concluye la Asamblea de los obispos: preocupación por la violencia en Araucania

lunes, 11 abril 2016 indígenas   política   conferencias episcopales   iglesias locales  

CEC

Obispos de Chile

Punta de Tralca (Agencia Fides) – Una especial preocupación por la violencia en la Araucanía y un llamamiento a colaborar con protagonismo en la construcción de una mejor convivencia, es lo que han expresado los obispos chilenos en su mensaje de conclusión de la 111ª Asamblea Plenaria, celebrada en Punta de Tralca del 4 al 8 de abril.
Durante una conferencia de prensa al final de los trabajos, el de 9 abril, las principales autoridades de la Conferencia Episcopal han dado a conocer el mensaje de conclusión.
Aunque los obispos han abordado varias cuestiones sociales de actualidad, el documento destaca uno en particular.
“La realidad chilena está marcada por una nutrida agenda de reformas e iniciativas de ley – subraya el mensaje-, muchas necesarias para el bien común, otras lesivas contra el más fundamental de los derechos humanos: el derecho a la vida que tiene todo ser humano desde su concepción hasta su muerte natural. Lo seguiremos promoviendo con humildad y con la fuerza que brota del testimonio de acompañar a tantas mujeres que salen adelante tras su opción por la vida”.
Otro tema se refiere a la ética pública, a la relación entre dinero y política y a la decepción que han originado diversos casos judiciales. Al respecto, el testo delos obispos sostiene que “la transparencia y la justicia son indispensables para la convivencia, pero también el respeto por la dignidad de las personas, la serenidad en las reacciones y la búsqueda del bien común.
Los obispos manifiestan si dolor por el aumento de la violencia que ha causado la muerte de personas mapuche y no mapuche, y entre las fuerzas de policía, (véase Fides 05/04/2016). Los atentados incendiarios han perjudicado gravemente a familias y trabajadores; han dañado viviendas, escuelas, transporte, agricultura, medios de producción y también templos.
“Cuando no se respetan valores tan esenciales para la existencia de un pueblo creyente, como son el derecho a la vida humana, su seguridad y sus espacios sagrados, se hiere el alma misma de este pueblo. Estos hechos, que son rechazados por la inmensa mayoría de la población, corren el riesgo de estigmatizar a todo el pueblo mapuche y desacreditar su sana búsqueda de reconocimiento y reparación” dicen los obispos.
También es alarmante e incomprensible la “lentitud del Estado y sucesivos gobiernos, en su deber de buscar soluciones eficaces a esta situación. Una solución parte de la acogida de los legítimos anhelos de las comunidades mapuche, que desde hace más de un siglo claman porque se les haga justicia ante conocidas situaciones de violencia, despojo, desconsideración por su identidad, cultura, organización y también ante la invisibilidad y pobreza a la que de hecho fueron confinados”.
Por todo ello, los obispos solicitan a las autoridades y a los líderes que busquen el modo de trabajar juntos por “una nueva Araucanía, a través de una justicia urgente para todos”. (CE) (Agencia Fides, 11/04/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network