ASIA/PAKISTAN - Contra el terrorismo hay que cambiar la mentalidad, a través de la formación

viernes, 1 abril 2016 minorías religiosas   terrorismo   diálogo   paz   cultura   educación  

OFM Cap Lahore

Encuentro interreligioso en Lahore

Lahore (Agencia Fides) – “Hoy en día muchos jóvenes en Pakistán sufren un lavado de cerebro y luego matan o se convierten en terroristas suicidas en nombre de Dios. Estos atroces ataques continuarán mientras que en Pakistán no trabajemos todos juntos por un cambio de mentalidad y de cultura: padres, maestros, líderes religiosos de todas las creencias, líderes sociales y políticos, todos aquellos que tienen influencia en la opinión pública”: este es el análisis que ha comentado con la Agencia Fides el padre Inayat Bernard, Rector del Seminario Menor de Santa María en Lahore, tras la matanza que se produjo en Lahore en Pascua, y que según el balance oficial ha causado 78 víctimas (54 musulmanes y 24 cristianos) y más de 300 heridos.
En declaraciones a la Agencia Fides, el Rector explica: “La violencia continuará hasta que el respeto por la humanidad, la tolerancia y el temor de Dios no sean predicados por los líderes de todas las religiones”, señalando la necesidad de que en todos los lugares de culto y todos los líderes religiosos se conviertan en promotores de paz y armonía.
“Los enemigos de la nación - continúa el p. Inayat - prosiguen sus planes inhumanos para desestabilizar el país. Las personas de buena voluntad oran por estos elementos terroristas, para que Dios cambie sus corazones y sus mentes, y pueden poner sus energías morales al servicio de la prosperidad y el desarrollo de Pakistán.
Junto a una “acción constante del ejército y el gobierno para detener y prevenir la violencia, para asegurar la paz y la armonía en el país, está la responsabilidad de todos los 200 millones de ciudadanos de ese país, de cualquier religión, que están llamados a vivir y contribuir a la estabilidad y la prosperidad de la nación”, comenta el sacerdote. Uno de los ganglios esenciales para tal cambio, dice el padre Inayat, es la escuela y la formación de las nuevas generaciones, a través de la obra de la educación: a partir de ahí se inicia la construcción de una mentalidad abierta, tolerante, que sabe dialogar, pacífica e inclusiva. (PA) (Agencia Fides 1/4/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
minorías religiosas


terrorismo


diálogo


paz


cultura


educación