ASIA/SIRIA - El Patriarca sirio-ortodoxo: que los cristianos orientales que emigran a Occidente custodien su identidad

viernes, 11 marzo 2016

ancawa.com

Damasco (Agencia Fides) - La cultura en la que han crecido los cristianos en Oriente “es sin duda, diferente de la que se encuentran en Occidente. Esta diferencia se nota en la dificultad que los refugiados encuentran par a integrarse en las sociedades occidentales”. Teniendo esto en cuenta, conviene que los bautizados orientales empujados a emigrar a los países occidentales, custodien su propria identidad de cristianos de Oriente, evitando que esa identidad se disipe en el impacto con la cultura occidental. Estas son algunas de las sugerencias que contiene la Carta Encíclica dirigida a los fieles por el Patriarca Mar Ignatius Aprhrem II, Primado de la iglesia sirio-ortodoxa, con motivo del inicio de la Cuaresma.
“Nosotros” insiste el Patriarca sirio-ortodoxo en el texto “necesitamos trabajar sobre como conciliar muchos aspectos de nuestra cultura con la de la sociedad occidental, sin ser contagiados por el ateísmo y al laicismo occidental, que pueden entrar en conflicto con nuestros valores cristianos”.
En la Encíclica patriarcal, recibida en la Agencia Fides, Mar Ignatius I Aphrem II examina con agudeza los mecanismos de cierre y las reacciones demagógicas con matices xenófobos que prevalecen en varios países occidentales ante la emergencia global de los flujos migratorios. Los funcionarios y líderes políticos - advierte el Patriarca - han metido mano a “leyes y restricciones para la organización y el control de la emigración. Lo hacen porque la emigración se ha convertido en una herramienta para ejercer presión sobre los países que reciben inmigrantes. Algunos refugiados están creando problemas a los países que los acogen, y esto se utiliza para alimentar el extremismo étnico y un sentido creciente de fanatismo nacional. Algunos pretenden politizar el tema y convertirlo en un instrumento de presión sobre los países, olvidando el carácter humanitario de esta cuestión y la necesidad de tratar con los refugiados y los inmigrantes como personas que necesitan ayuda, aceptación y atención”. En su Carta Encíclica, el Patriarca sirio-ortodoxo denuncia también “el maltrato y la discriminación” que sufren los refugiados, y declara que está al corriente de “casos de persecución en base a las diferencias religiosas dentro de los campos de refugiados en Europa”. (GV) (Agencia Fides 11/3/2016).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network