ASIA/PAKISTAN - Mujer cristiana secuestrada y convertida al Islam: llamamiento a la justicia y la seguridad

viernes, 11 marzo 2016 minorías religiosas   islam   libertad religiosa   sociedad civil  

Kasur (Agencia Fides) - Un llamamiento a la justicia, a la seguridad, al respeto por la dignidad de todas las mujeres en Pakistán, especialmente las no musulmanas,que son mucho más vulnerables: la ha querido lanzar, a través de la Agencia Fides, Fouzia Sadiqe, madre cristiana paquistaní de tres hijos, víctima de secuestro, violación y conversión forzada al Islam. La mujer logró escapar y liberarse de su torturador, Muhammad Nazir, de 55 años de edad, un musulmán que la habían secuestrado en el pueblo de Burj Mahalam, en la provincia de Punjab. Muchos miembros de la familia de Fouzia trabajaban en campos de propiedad de Muhammad Nazir, y esto era una fuerte arma de chantaje en manos del hombre.
“He sido violada varias veces antes de la conversión al Islam y del matrimonio forzado. A menudo, el hombre me amenazaba con matarme a mí y a los miembros de mi familia”, ha dicho Fouzia al abogado cristiano Sardar Mushtaq Gill que se ocupa de su caso y está proporcionándole asistencia y protección.
“He mantenido la fe en Jesús: tenía siempre viva la esperanza de que me podía salvar”, explica Fouzia.
El rev. Saleem Karamat Masih, algunos activistas locales e el abogado Gill han lanzado una campaña para pedir apoyo para las mujeres victimas de secuestros y matrimonios forzados. En Pakistán hay por lo menos mil casos al año de mujeres pertenecientes a minorías religiosas, cristianas o hindúes, que son secuestradas y convertidas al Islam. En la mayoría de los casos, la víctima es sometida a violencia sexual, prostitución forzada, pero también puede convertirse en objeto de tráfico de seres humanos.
La organización LEAD y otras ONG piden al gobierno que actúe sin vacilación en defensa de las mujeres pertenecientes a las minorías religiosas, las más indefensas y vulnerables en un país donde la situación de la mujer sigue siendo muy difícil, marcadas por la violencia doméstica. (PA) (Agencia Fides 11/3/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network