AFRICA/ETIOPIA - “El país está muriendo de sed”: llamamiento apremiante de un misionero

miércoles, 9 marzo 2016 caristía  

CA

Gode (Agencia Fides) – Etiopía es el segundo país más poblado de África y uno de los más pobres del mundo. Más de 400.000 niños sufren de malnutrición grave y en los últimos meses también se ha agravado la sequía. Se prevé que a finales de abril algunas áreas se quedarán sin nada de agua. “En los casi 10 años que soy misionero en Etiopía, es la primera vez que veo al país morir de sed”, dice el padre Christopher Hartley en una nota enviada a la Agencia Fides. “Como resultado de la sequía - continúa el p. Christopher - hay muchas luchas tribales por el acceso a las pocas fuentes de agua a disposición de personas y ganado, mientras que los cultivos están desapareciendo irreversiblemente, transformando este enorme paisaje en un vasto desierto
Hemos tratamos de entrar en contacto con la última oleada de refugiados para distribuir bidones de agua, más de veinte toneladas de alimentos y hemos construido una pequeña escuela para niños que me han dicho que ni siquiera saben cómo escribir su nombre porque no han asistido nunca a la escuela”. De los 100 millones de personas en Etiopía, casi dos millones carecen de acceso a agua potable. Más de 10 millones de personas necesitan urgentemente kit básicos de supervivencia, ya que carecen de agua, alimentos, productos para la siembra y animales (AP) (9/3/2016 Agenzia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network