ASIA/PAKISTAN - La nueva línea de metro en Lahore lleva al peligro de demolición varias iglesias

martes, 8 marzo 2016 minorías religiosas   cristianismo   cultura  

Lahore (Agencia Fides) – Varios edificios y lugares históricos, de valor artístico y religioso, así como varias iglesias, están en peligro de demolición en Lahore, para dar paso a la nueva línea de metro diseñado y puesto en marcha por el municipio, para adaptar la ciudad a las necesidades cambiantes del transporte público. Como informan asociaciones locales, cristianas y no, a la Agencia Fides, la nueva línea de metro causará también el desplazamiento de miles de personas de sus hogares.
Hay al menos 25 sitios históricos afectados, que podrían ser demolidos a pesar de estar protegidos como bienes artísticos. Entre ellos, varios lugares de culto, como las iglesias cristianas Presbiterianas de San Andrés y Naulakha, la Iglesia Anglicana de la resurrección y el cementerio de Mominpura, de gran importancia para la comunidad chií en Lahore.
El Instituto para niños desfavorecidos, que asistía a 180 familias con niños con discapacidad mental, ya ha sido demolido y las familias están a la espera de poder transferir a los niños a otra escuela. De acuerdo con el plan, escuelas, edificios, hospitales, viviendas, espacios verdes que están a lo largo de la ruta trazada serán destruidos.
El proyecto de la línea naranja de metro, de 27 km de largo, debe ser completada antes de octubre de 2017. Las organizaciones de la sociedad civil argumentan que el gobierno de Punjab no ha tenido en cuenta ni siquiera el costo humano de mover a miles de personas que viven en áreas centrales densamente pobladas: para ellos no se ha previsto ningún tipo de compensación.
Farida Shaheed, ex relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos culturales, ha remarcado que “la destrucción de estos sitios viola el derecho de los ciudadanos y debilita significativamente el patrimonio cultural de la ciudad”. De acuerdo con la ONG “Christian Solidarity Worldwide” “en la construcción de esta línea ferroviaria, el gobierno de Punjab rompe las convenciones internacionales que protegen los derechos de las personas”. (PA) (Agencia Fides 8/3/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network