AMERICA/MEXICO - El obispo interviene para calmar a la población tras el descubrimiento del cadáver de una persona desaparecida

lunes, 7 marzo 2016 violencia   obispos   indígenas  

Policía Federal

Veracruz (Agencia Fides) – El 5 de marzo, cientos de personas, amigos y familiares de Víctor García García, quien apareció muerto con huellas de tortura en la localidad de Ejido Salvador, en el municipio de Tierra Blanca, se han manifestado frente al cuertel de los militares, portando machetes. Han exigido a los militares que se marchen del lugar, o de lo contrario se levantarán en armas contra ellos ya que los consideran culpables de los homicidios cometidos contra las cuatro personas desaparecidas. Los militares han rodeado el cuartel haciendo frente a lo manifestantes en medio de un clima de gran tensión.
Ante el riesgo de un brote de violencia, el obispo de la Diócesis de Córdoba, Su Exc. Mons. Eduardo Patiño Leal, ha llegado al lugar en compañía del párroco de la Iglesia de Matatenatito para intervenir en el conflicto y pedir a los manifestantes que mantengan la calma, y que “no pierdan la fe en la ley de Dios”, quien hará justicia por la muerte de Víctor García. Pero la multitud enfurecida ha seguido con las amenazas, haciendo un llamamiento al Presidente de la República para que “aleje a sus matones de este pueblo”.
Según la nota enviada a la Agencia Fides por una fuente local, en la zona de Veracruz, en Tierra Blanca, han desaparecido ya cinco personas, como han afirmado los manifestantes, llevados por la fuerza por la policía del estado. En la colonia Primero de Mayo han desaparecido cuatro personas, siempre a manos de los militares.
Después de celebrar una Misa y de rezar por los desaparecidos, el obispo ha viajado a Matatenatito para hablar con los familiares y amigos de los justiciados, pidiéndoles mantener la calma y iniciar un diálogo con el personal militar del cuartel. (CE) (Agencia Fides, 07/03/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network