AMERICA/PARAGUAY - “No podemos seguir viviendo en la total indiferencia de las autoridades” denuncia Mons. Escobar

lunes, 29 febrero 2016 política   obispos   Áreas de crisis   pobreza  

Alto Paraguay

Alto Paraguay (Agencia Fides) – El obispo del Vicariato Apostólico del Chaco, Su Exc. Mons. Gabriel Escobar, ha exhortado a los residentes del Alto Paraguay a pedir con más decisión y fuerza a las autoridades que cumplan con sus deberes, ante el aislamiento en el que viven las diversas comunidades de la zona por la falta de vías y la ausencia del estado. Según la nota enviada a la Agencia Fides, Mons. Escobar habló de ello precisamente ayer, durante la Misa celebrada en la Catedral de Fuerte Olimpo, capital del Alto Paraguay (Paraguay).
“No podemos seguir viviendo de esta manera en la región chaqueña, ante la total indiferencia de las autoridades nacionales y departamentales” ha dicho Mons. Escobar, añadiendo que se debe luchar contra la pobreza cultural y realizar reclamos efectivos a las autoridades “con base en hechos reales y no simplemente por medio de las redes sociales como generalmente estamos acostumbrados”. La falta de educación es algo de lo que se aprovechan las autoridades, ya que de esta forma los ciudadanos no exponen reclamaciones, ha subrayado. “Una de las características del paraguayo es la de resistir y ser sufrido, pero no debe ser de esta manera, las personas de esta parte del país merecen también una vida mejor” ha dicho para concluir Mons. Gabriel Escobar.
El Alto Paraguay tiene una población de 18 mil habitantes. El problema más grave es la falta de carreteras: a varios centros habitados se puede llegar solo recorriendo el río Paraguay con pequeñas embarcaciones, que realizan el trayecto una vez a la semana. En la zona no se realizan inversiones del estado para mejorar la situación. Las pocas veces que las autoridades han querido promover algún proyecto, la corrupción ha terminado parando todo. Además la zona está sujeta al mal tiempo y a los daños graves que derivan de esto, por lo que en el periodo de lluvias, las pocas carreteras que hay quedan destruidas o no se pueden recorrer. (CE) (Agencia Fides, 29/02/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network