AFRICA/SUDAN DEL SUR - Campañas de clínicas móviles para ayudar a los desplazados

viernes, 26 febrero 2016 sanidad  

Medici con l'Africa Cuamm

Lui (Agencia Fides) - El compromiso de “Médicos con África CUAMM” para ayudar a los desplazados del Condado de Mundri East, en Sudán del Sur, no se detiene. CUAMM está trabajando con las autoridades locales para responder a las emergencias quirúrgicas y de ostetricia en el hospital de Lui y se ha hecho cargo del suministro y distribución de medicamentos y material de consumo. Algo esencial ha sido el inicio, junto con las autoridades sanitarias locales, de una evaluación de la situación de los desplazados internos, que cubre los pueblos de Lozoh y Witto, donde se estima que hay alrededor de 14.000 personas desplazadas procedentes en su mayoría de Mideh, Buagyi, Lanyi y Lui, zonas en las que han sido saqueadas casas, mercados y centros de salud. La presencia de estos desplazados ha llevado a un aumento en el número de casos de malaria y diarrea, sobre todo debido a las condiciones de higiene que cada vez son más precarias debido a la sobrepoblación.
En una nota enviada a la Agencia Fides, Fabio Manenti, médico y jefe de los proyectos de Médicos con África Cuamm, que ha llegado recientemente a una misión en Sudan del Sur, explica: “en un entorno tan frágil y difícil, nuestro compromiso como Cuamm sigue siendo el mismo, el de llevar ayuda a los más pobres. Pienso en los desplazados de Lui, que llevan meses sin reservas de alimentos, lejos de la atención de los grandes de la tierra, pero tan reales y tangibles para nuestros médicos, enfermeros, cooperadores que están en la primera fila”. Frente a esta grave crisis humanitaria, Cuamm ha planificado una intervención dirigida tanto a la comunidad como a las unidades sanitarias del Condado. Desde el pasado octubre, un equipo de personal del hospital de Lui, medicos, enfermeros y agentes de las unidades locales de salud, están realizando campañas de clínicas móviles para llevar bienes de primera necesidad a los desplazados e involucrarlos en reuniones de educación sanitaria, vacunaciones y screening del estado nutricional, sobre todo de los niños. A pesar de que la situación todavía es inestable, los médicos consiguen llevar a cabo sus actividades en el territorio y la distribución de suministros médicos, mosquiteras tratadas y vacunas en las unidades sanitarias en funcionamiento y en el mismo hospital de Lui. Los refugiados están volviendo poco a poco a sus hogares, incluso sólo para pasar la noche. (AP) (26/2/2016 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network