AMERICA/MEXICO - El Arzobispo de Monterrey invita a rezar “por nuestros hermanos detenidos y por sus familias”

viernes, 12 febrero 2016 obispos   violencia   iglesias locales   evangelización  

Familias de los detenidos en las puertas del centro de reclusión

Nueva León (Agencia Fides) – Una oración por las víctimas de Topo Chico, tras el motín e incendio durante la noche del 10 al 11 de febrero, en el Centro de Readaptación de esa zona en Nuevo León. Lo ha pedido Su Exc. Mons. Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey. En el comunicado lanzado ayer y recibido en Agencia Fides, precisamente al inicio de la Cuaresma, un momento privilegiado de reflexión para la comunidad católica, el Arzobispo escribe: "Queremos invitar a toda la comunidad para que nos unamos en oración por nuestros hermanos que se encuentran internos y por sus familias, que viven momentos de angustia ante lo acontecido (…) e habla de pérdidas humanas y heridos de gravedad, por lo que pedimos a Dios que esta situación sea controlada como es debido y que las autoridades correspondientes den información al respecto”.
Hace unas horas, el gobernador de Nuevo León, ha corregido la cifra de muertos a 49, mientras que en un primer informe se hablaba de 52 víctimas. Ningún prisionero ha escapado. También ha tenido que admitir que algunos detenidos han muerto a causa de los disparos de arma de fuego. La causa de la revuelta ha sido el choque entre dos bandas, después de que una de ellas había dado fuego al almacén de víveres. También hay 12 heridos graves y un grupo de prisioneros ha sido trasladado a otro centro penitenciario.
La prisión de Topo Chico es la más antigua de la zona, se remonta a 1943, y ha sido señalada por algunas ONG como uno de los centros de reclusión más poblados del país y con una situación de falta de seguridad.
La Comisión Nacional de Derechos Humanos ha pedido que se abra de inmediato una investigación sobre el caso. (CE) (Agencia Fides, 12/02/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network