AFRICA/SUDAN DEL SUR - Educación y alimentación, en lugar de bombas, para los refugiados sudaneses

miércoles, 10 febrero 2016 educación  

European Commission DG ECHO

Yida (Agencia Fides) - Alrededor del 60% de los refugiados sudaneses son menores que buscan una oportunidad de terminar la escuela en Sudán del Sur. Una de las primeras paradas para las personas que huyen del conflicto en la región sudanesa de Kordofán del Sur es la ciudad de Yida, 20 kilómetros más allá de la frontera. La ciudad acoge a más de 70.000 refugiados sudaneses que han construido sus hogares y negocios, y que están insertados dentro de la comunidad local. Pero ahora, en un esfuerzo para descongestionar la ciudad y ofrecer mejores servicios, el gobierno junto con socios humanitarios, está tratando de convencerlos para que se trasladen a un campo oficial en Ajuong Thok, más al sur, en el estado de Unidad, inaugurado en 2013. En la actualidad el campo es el hogar de 31.000 personas, y se espera que, con el final de la temporada de lluvias que facilitará el cruce de la frontera, se ampliará aún más.
El gobierno ha inviatado a la población a desplazarse durante un par de años, sin embargo, los refugiados no quieren moverse porque la vida en Yida es más barata. El único inconveniente es que las organizaciones humanitarias sólo proporcionan alimentos de emergencia y no toda la gama de servicios disponibles en Ajuong Thok. Yida es un centro económico importante para la población local y para los refugiados. Hay mercados, granjas, transportes y escuelas de base. Los combatientes rebeldes de los grupos JEM y SPLM-N son una presencia constante en la ciudad, y algunos de ellos tienen familiares entre los refugiados. Ajuong Thonk tiene sus atractivos, carreteras, un centro de atención primaria de salud, tres escuelas primarias, una escuela secundaria y un laboratorio informático.
Aquí, unos 11.000 estudiantes reciben enseñanza primaria y secundaria, con el apoyo de las organizaciones no gubernamentales, ACNUR y el Gobierno de Sudán del Sur. Sin embargo, más de la mitad de los niños de Sudán del Sur no asisten a la escuela, principalmente como resultado de la guerra civil que estalló en 2013. Durante el conflicto las escuelas fueron destruidas o convertidas en cuarteles, y los niños siguen siendo reclutados entre las fuerzas gubernamentales y rebeldes. A pesar de que Sudán del Sur sigue siendo uno de los países más pobres del mundo, ofrece refugio a 263.000 refugiados, principalmente procedentes de Sudán. la República Centro-africana, la República Democrática del Congo y Etiopía. Se espera que este año llegarán a los 300 mil. Debido al conflicto alrededor del 25% de la población está en necesidad urgente de ayuda alimentaria. (AP) (10/2/2016 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network