ASIA/INDIA - Compartir la esperanza y la justicia: encuentro de los supervivientes de las masacres anti-cristianas en Orissa

martes, 9 febrero 2016 persecuciones   iglesias locales   hinduismo   minorías religiosas  

Bhubaneswar (Agencia Fides) - Hoy, 9 de febrero, se celebra el primer encuentro entre los supervivientes de las masacres contra los cristianos que se produjeron en 2008 en el distrito de Kandhamal, en el estado indio de Orissa. Según la información de la Agencia Fides, el encuentro, de unos 100 supervivientes a la violencia, patrocinado por la diócesis católica de Cuttack-Bhubaneswar, se está llevando a cabo en el Centro Pastoral de Konjamendi, en el distrito de Kandhamal.
“Se trata de una ocasión única, donde los supervivientes se reunen por primera vez para compartir su lucha por la justicia y la dignidad. El encuentro tiene como objetivo dar esperanza y construir la solidaridad entre los supervivientes, que han perdido a sus seres queridos”, dice a la Agencia Fides el padre Ajay Singh, un sacerdote y activista por los derechos humanos que trabaja con las víctimas de la violencia anticristiana, coordinando el trabajo social de la Iglesia local.
“Hay padres que perdieron a sus hijos; niños que perdieron a sus padres; maridos que perdieron a sus esposas; esposas que perdieron a sus maridos; personas que han perdido todas sus posesiones y han visto destrozada su vida”, añade el padre Singh.
“Esperamos construir la comunión entre los supervivientes, mientras que el sistema de justicia penal ha fallado. Los familiares de las víctimas en los procesos ante el tribunal viven con gran temor, porque el acusado podría intimidar a los testigos. Esperamos que las historias de estos supervivientes, historias de esperanza, de fe y luchas por la justicia, puedan ser oídas por la Conferencia Episcopal de la India”, señala el sacerdote.
El distrito de Kandhamal, en Orissa, fue escenario de la peor violencia anticristiana de la historia de la India moderna. La violencia, que duró casi cuatro meses, dejó tras de sí más de 90 muertes y a 50.000 personas desplazadas, expulsadas de sus hogares y aldeas. (PA) (Agencia Fides 9/2/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network