AFRICA/MALI - El ataque contra la ONU forma parte de la estrategia yihadista para desestabilizar toda la región

viernes, 5 febrero 2016 grupos armados   terrorismo  

Bamako (Agencia Fides) - “El grupo que ha atacado la base de la ONU de Tombuctú,se trata seguramente de un grupo islamista, porque los grupos rebeldes Tuareg se han comprometido a respetar los acuerdos de paz firmados con el gobierno”, dice a la Agencia Fides el P. Edmond Dembele, Secretario general de la Conferencia Episcopal de Mali, donde se está produciendo un ataque contra la base de la Misión ONU (MINUSMA) en Timbuktu.
“Por el momento no hay combates entre los grupos Tuareg y el ejército de Mali o la MINUSMA, por lo que este ataque, sin duda es trabajo de los grupos islamistas armados”, dice don Dembele. “Probablemente se trata del mismo grupo que atacó en noviembre el Hotel Radisson Blu en Bamako, capital de Mali, y el 15 de enero el Hotel Splendid y restaurante “Le Cappuccino”, en Ouagadougou, capital de Burkina Faso” (Véase Fides 16/01/2016). “Su objetivo parece ser el de desestabilizar no sólo Malí, sino toda la sub-región. No es casualidad que en Mali ataquen a la MINUSMA que es una fuerza estabilizadora”.
“La amenaza ha llegado ahora a Senegal, cuyo gobierno en estos días ha reforzado las medidas de seguridad después de que hace unas semanas la policía de Senegal detuviese a varias personas acusadas de estar vinculadas a los yihadistas”, recuerda el sacerdote. “Los puntos sensibles de la capital, Dakar, y del resto del país, están bajo el estricto control de las fuerzas de seguridad”.
“Por lo tanto, somos capaces de contrarrestar un proyecto de desestabilización de toda la sub-región, frente al cual se están organizando nuestros países. Esperamos hacerlo fracasar” concluye p. Dembele. (L.M.) (Agencia Fides 5/2/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network