AMERICA/COLOMBIA - “Antes que la sequía o la delincuencia, es la corrupción la que está matando a los niños", denuncia Mons. Salah Zuleta.

miércoles, 3 febrero 2016 niños de la calle   obispos   política   violencia  

Niños de Colombia

La Guajira (Agencia Fides) – El obispo de Riohacha, Su Exc. Mons. Héctor Ignacio Salah Zuleta, ha denunciado que el flagelo principal de la región de La Guajira es la corrupción de la clase política.
El obispo ha informado a la prensa de que han tratado de pedirle un soborno para renovar los contratos con la educación pública para la gestión de los comedores escolares. En su homilía, fuerte y directa, pronunciada durante la festividad de la "Virgen de los Remedios" celebrada ayer día 2 de febrero, Mons Salah Zuleta ha dicho que antes que la sequía o que la delincuencia organizada, es la corrupción la que está matando a los niños: "La corrupción es el principal flagelo que azota a La Guajira, que vive una crisis humanitaria con decenas de niños que mueren de desnutrición".
Luego ha añadido: "para corregir este mal camino y el trabajar con honestidad, los corruptos deben pagar los daños causados, porque sólo entonces en esta región habrá justicia social y transparencia". "Es cierto que no todos los políticos son corruptos, pero hay que detener a los que si lo son", ha subrayado el obispo.
En la región, ha recordado, la Iglesia Católica sigue aproximadamente a 40.000 niños en sus escuelas, incluyendo la gestión de los comedores escolares "con contratos transparentes". "Cuando me han pedido que pague para renovar los contratos les he respondido, ¿pero como se os ocurre robar el dinero de los niños?" ha dicho el obispo alzando la voz.
Tan solo dos días antes, Mons. Salah Zuleta había denunciado lo ocurrido a la prensa, y en esa ocasión también dijo: "en la región se mueve un circo político que quiera participar en la fiesta religiosa, pero por debajo pide sobornos".
(CE) (Agencia Fides 02/03/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network