AMERICA/REP. DOMINICANA - "La elección del nuevo Pontífice es un momento de gran esperanza para todos los miembros de la Iglesia y también para todos los que aprecian el trabajo que esta realiza" afirma a Fides al Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, Arzobispo de Santo Domingo

lunes, 25 abril 2005

Roma (Agencia Fides) - "La gran expectativa de todos por la elección del nuevo Papa se debe al largo y brillante pontificado de Juan Pablo II, hombre de los grandes gestos humanos que han quedado en el corazón del mundo. Por tanto, en todos los que han sido testigos del admirable trabajo desarrollados por el llorado Papa, la elección de su sucesor ha suscitado particular atención y esperanzas de que su trabajo no sólo no se pare sino que continúe" dice a la Agencia Fides Su Eminencia el Card. Nicolás de Jesús López Rodríguez, Arzobispo de Santo Domingo y Ordinariato Militar de la República Dominicana.
"Ante la situación que estamos viviendo en todas las naciones - continúa el Cardenal - era necesario garantizar la continuidad a los esfuerzos, a la lucha que Juan Pablo II ha realizado en favor de la paz, de la reconciliación entre las naciones". El Cardenal López Rodríguez afirma estar convencido de que la elección del Cardenal Ratzinger como Sumo Pontífice abre una serie de expectativas en este sentido, ya que el neo electo Pontífice ya ha dicho claramente que trabajará en beneficio de la reconciliación. La elección misma de su nombre indica su voluntad de comprometerse por la reconciliación entre los pueblos, tal como también hizo Benedicto XV que vivió en el tiempo difícil de la primera guerra mundial, y tuvo que trabajar mucho por la reconciliación y la paz. El nuevo Papa ha afirmado que el camino del diálogo y el trabajo ecuménico serán sus principales misiones, al mismo tiempo que ha afirmado su voluntad de continuar la realización del Concilio Vaticano II.
El Card. Nicolás de Jesús López Rodríguez concluye: "Creo que Su Santidad Benedicto XVI, habiendo conocido muy de cerca a Juan Pablo II y habiendo gozado de su absoluta confianza durante más de 22 años como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe, sin duda garantiza plenamente la fidelidad a la doctrina de la Iglesia y a la continuidad del trabajo desarrollado por su predecesor. Tengo plena convicción de que en la persona del nuevo Papa todo coincide perfectamente: es un hombre de fe, un hombre de Iglesia, un hombre que siente con la Iglesia. Pido a todos de recen por el nuevo Papa, porque es un verdadero don que el Señor ha hecho a su Iglesia. Sin duda que la elección del nuevo Pontífice es un momento de gran esperanza para todos los miembros de la Iglesia, pero también para todos los que, aún no siendo miembros de la Iglesia, sin embargo aprecian el trabajo que esta realiza". (RZ) (Agencia Fides 25/4/2005 Líneas: 33 Palabras: 477)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network