http://www.fides.org

Africa

2003-07-18

AFRICA/R.D.CONGO - LLAMAMIENTO DEL VICEPRESIDENTE DE PAX CHRISTI INTERNATIONAL, MONS. MONSENGWO, ARZOBISPO DE KISANGANI: “AMPLIAR EL MANDATO DE LA ONU EN ITURI”

Kinshasa (Agencia Fides) – Llamamiento de Pax Christi International para la ampliación de las operaciones de las Naciones Unidas y de la Unión Europea en Ituri, en el noroeste de la República Democrática del Congo (RDC). Con una carta enviada ayer, 17 de julio, al Secretario General de la ONU, Laurent Monsengwo Pasinya, Arzobispo de Kisangani y Vicepresidente de Pax Christi International y Etienne De Jonghe, Secretario Internacional de Pax Christi, piden la ampliación del mandato y una activa participación con el fin de buscar la paz en la región.
El mandato de la MONUC (Misión de las Naciones Unidas en Congo) terminará a finales de julio y la misión ARTEMIS de la Unión Europea finalizará el 1 de septiembre del 2003.
En su carta los dos exponentes de Pax Christi afirman que “la necesidad de una fuerte presencia de la ONU para prevenir un genocidio es evidente en Bunia, pero intervenciones como la de “Artemis” deberían formar parte de un esfuerzo más amplio por la paz. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas discutirá la renovación del mandato de la MONUC a finales de este mes. Esperamos que la actual misión en Bunia sea la base de un mandato más amplio de la MONUC en el noroeste de la República Democrática del Congo”.
Se pide en particular que “una operación UE y/o ONU en la región del Ituri y en la R.D. Congo debería insertarse en una contexto que prevea: un proceso de desarme de los niños-soldado, de las milicias y de las partes implicadas en el conflicto; un refuerzo de la sociedad civil y de las iniciativas de reconciliación entre los diferentes grupos y pueblos; desarrollo de un proceso político de paz más general que incluya a todos los países africanos de la región de los Grandes Lagos; necesidad de desarrollar nuevos instrumentos de derecho internacional en grado de contrastar las causas económicas y estructurales del conflicto (war economy); o bien parar el circulo vicioso de la explotación de los recursos y la importación de armas; presión política necesaria sobre los gobierno de Ruanda y Uganda; ayuda al desarrollo deberá orientarse a la reconstrucción de las infraestructuras de base de la sociedad (centros sanitarios, escuelas, casas); frenar la impunidad: los responsables de la guerra y los líderes irresponsables de los grupos combativos deberían ser conducidos a tribunales nacionales y/o internacionales.
La Agencia Fides, en una dramática correspondencia con Ituri, publicada ayer 17 de julio (disponible en nuestro sitio http://www.fides.org/spa/news/2003/0306/17_302.html), sacó a la luz el drama de la población, que en las afueras de la ciudad de Bunia están a merced de la violencia de las bandas armadas que azotan al región. La difícil situación en el noroeste será una de las prioridades que el nuevo gobierno de unidad nacional, que tomó posesión ayer en Kinshasa, deberá afrontar. El ejecutivo está dirigido por el actual Presidente Joseph Kabila, apoyado por 4 vicepresidentes: Jean-Pierre Bemba, jefe del Movimiento de Liberación Congolés (MLC), Azarias Ruberwa, líder de la Unión Congolesa para la Democracia (RDC), Abdoulaye Yerodia Ndombasi, ex ministro de Exteriores del precedente gobierno y Arthur Z’ahidi Ngoma, en representación de la oposición política no armada.
El gobierno de unidad nacional se formó en base al acuerdo de Sun City (Sudáfrica) del pasado mes de abril. En base a los acuerdos, después de dos años de la toma de posesión del gobierno de transición se tendrán las elecciones políticas y presidenciales. (L.M.) (Agencia Fides 18/7/2003 Líneas: 45 Palabras: 591)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network