http://www.fides.org

News

2014-07-21

AFRICA/SIERRA LEONA - Carrera contra el tiempo para controlar el brote de ébola

Freetown (Agencia Fides) - Durante las últimas dos semanas, en el centro para el tratamiento de Kailahun en el este de Sierra Leona la Ong Médicos sin Fronteras (MSF) ha tratado a más de 70 pacientes con síntomas similares a los del ébola y teme un posible aumento de los pacientes en las próximas semanas (véase Fides 10/7/2014).Al margen del tratamiento médico, el control de la epidemia requerirá el despliegue de muchas personas para formar al personal sanitario sobre las medidas de control de infecciones, controlar y realizar un seguimiento de los casos y de sus contactos, para crear una red de vigilancia epidemiológica y promover mensajes de salud pública. Debido a los limitados recursos humanos, MSF concentra sus esfuerzos en el tratamiento de los pacientes y la concienciación de la comunidad en relación con la enfermedad, con más de 150 operadores locales e internacionales trabajando en el país.
. La organización está preocupada por los casos ocultos. Por el momento, el Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS) están empezando a reforzar los equipos que se encargan de rastrear los contactos. Los pacientes aún deben ser identificados; en un pueblo cerca de Ngolahun (Provincia Oriental) se han señalado casi 40.
A través de la creación de centros para el tratamiento y unidades de tránsito cerca de las aldeas afectadas, MSF puede intervenir de forma rápida y reducir el riesgo de infección en los hospitales locales y en la comunidad. En las unidades de tránsito de Koindu y Daru, los pacientes que muestran síntomas son aislados a la espera de los resultados de las pruebas. La cepa Zaire del ébola puede matar hasta un 90%, pero si las personas contagiadas reciben tratamiento cando se muestran los primeros signos de la enfermedad son más propensos a sobrevivir. El Ébola provoca miedo en la comunidad y las personas enfermas a menudo son estigmatizadas. Las familias pueden ser expulsadas de sus aldeas y las personas enfermas alejadas de forma que mueren en soledad. Para reducir el miedo, los equipos de MSF ofrecen apoyo psicológico a los pacientes y a sus familias, organizan actividades para promover la salud mediante la participación de pacientes que se han curado, además de llevar a cabo campañas de sensibilización para informar acerca de la propagación del virus. La epidemia que se está extendiendo en África Occidental ha alcanzado una dimensión sin precedentes en términos de distribución geográfica, de número de casos y de número de muertes. Según datos de la OMS actualizados al 15 de julio, desde el comienzo de la epidemia, se han dado 964 casos y 603 muertes en Guinea, Sierra Leona y Liberia. (AP) (21/7/2014 Agencia Fides)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network