http://www.fides.org

News

2014-06-17

AFRICA/CONGO RD - El médico congoleño que ayuda a las víctimas de violencia sexual, “la violación es un arma de destrucción masiva”

Kinshasa (Agencia Fides) - “La violación es un arma de destrucción masiva” denuncia Denis Mukwege, médico congoleño, que desde hace años trabaja para tratar de curar a las víctimas de violaciones en el este de República Democrática del Congo, en una entrevista en el marco de la Cumbre mundial sobre la violencia sexual, que se ha celebrado en Londres del 10 al 13 de junio.
El Dr. Mukwege dirige el centro sanitario de Panzi en Bukavu, capital de Kivu del Sur que junto con Kivu del Norte son dos de las zonas más inestables del este de la República Democrática del Congo por la presencia de numerosos grupos armados que aterrorizan a la población.
“Las violaciones – dice el médico - nacen del deseo de destruir a la mujer como portadora de vida. En este sentido, son armas de destrucción masiva”. En 2007 un informe enviado a la Agencia Fides, firmado por don Justin Nkunzi, Director de la Comisión “Justicia y Paz” de la Archidiócesis de Bukavu, dafirmaba las mismas cosas (véase Fides 29/10/2007). “La mujer es considerada en primer lugar como madre”, recuerda el documento. “Ella dona la vida. Eso es algo sagrado de la tradición africana. (…) En tal contexto, la violencia contra las mujeres es considerada como una forma de infligir la muerte a toda una comunidad. Es una manera de golpear el corazón de la comunidad”.
Según el Dr. Mukwege, las violaciones de guerra son armas que se utilizan en diversos conflictos en todo el mundo, desde la antigua Yugoslavia a Siria: “He conocido a mujeres bosnias y a médicos sirios que me han contado casos de violaciones similares”. Por sus actividades en favor de las víctimas de la violencia sexual, el Dr. Mukwege ha sido amenazado varias veces hasta el punto de tener que abandonar Bukavu por un tiempo (véase Fides 29/10/2012). (L.M.) (Agencia Fides 17/6/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network