http://www.fides.org

News

2014-06-10

ASIA/MYANMAR - Tres años de guerra y abusos contra las minorías étnicas: llamamiento de paz de la sociedad civil

Yangon (Agencia Fides) –El final de la guerra contra las minorías Kachin, el stop a la violencia y a los abusos contra los derechos humanos, el inicio de una mesa de negociación seria: estas son las cosas que pide un foro de más de 55 organizaciones birmanas e internacionales, como “Christian Solidarity International”, tres años después de la reanudación de la ofensiva militar lanzada por el gobierno birmano contra las minorías étnicas Kachin, en el norte del país.
En junio de hace tres años, el ejército birmano violó el alto el fuego tras 17 años con el “Kachin Independence Army” (KIA) y desató una amplia ofensiva militar contra el pueblo Kachin. Desde el 9 de junio de 2011, más de 120.000 Kachin se han visto obligados a huir de sus hogares y al menos 200 pueblos han sido destruidos, creando una situación de emergencia humanitaria.
En los últimos meses se han producido una serie de sesiones de las conversaciones de paz. Sin embargo, el ejército de Birmania ha continuado la ofensiva. Los militares, señalan las asociaciones en un documento enviado a la Agencia Fides, “han cometido violaciones de los derechos humanos con impunidad. Entre los abusos más atroces, existen denuncias creíbles de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, que merecen una investigación inmediata: ataques deliberados contra la población civil por las fuerzas militares, violaciones y otras formas de violencia sexual, ejecuciones sumarias, detenciones arbitrarias, tortura y restricciones a la prestación de asistencia humanitaria”.
En el tercer aniversario de la ofensiva, las organizaciones firmantes piden al gobierno de Birmania que cesen inmediatamente sus ataques en el estado de Kachin, y que respete plenamente las leyes internacionales sobre derechos humanos y humanitarios. “Hacemos un llamamiento para la protección urgente de las personas desplazadas, y el acceso humanitario sin obstáculos, con el apoyo de la comunidad internacional”. También se invita al Gobierno birmano a “proporcionar una compensación a todos los desplazados por el conflicto, a fin de que puedan reconstruir sus hogares, negocios, escuelas, clínicas, granjas”. Por último, “dada la negativa del Gobierno de Birmania a investigar y tomar medidas para poner fin a la violencia, la comunidad internacional debe establecer una investigación independiente sobre los abusos contra los derechos humanos de los Kachin”. Las asociaciones piden a todos los protagonistas que hagan todo lo posible por garantizar que las minorías étnicas “vivan en verdadera libertad y con una paz duradera”.(PA) (Agencia Fides 10/6/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network