http://www.fides.org

News

2014-05-30

ASIA/PAKISTAN - La Iglesia: el crimen de honor, práctica malvada que debe ser erradicada

Lahore (Agencia Fides) – “Condenamos enérgicamente el asesinato brutal de Farzana Parveen Bibi, una mujer embarazada apedreada hasta la muerte por su familia en el complejo de la Alta Corte de Lahore. El crimen de honor es una antigua costumbre frecuente en la sociedad paquistaní que hay que erradicar lo antes posible. Esta malvada práctica no tiene cabida en una sociedad democrática moderna en la que el derecho a la vida de cada persona (hombre, mujer, niño) debe ser respetada y defendida”: Lo ha afirmado a la Agencia Fides Mons. Lawrence Saldanha Arzobispo Emérito de Lahore, tras el bárbaro asesinato de una mujer paquistaní en la ciudad el 27 de mayo. Farzana fue asesinada a plena luz del día por una multitud de alrededor de 20 personas porque hace unos meses se había casado con Mohammad Iqbal en contra de los deseos de su familia.
“Es realmente deplorable que Farzana Bibi fuese apedreada hasta la muerte por su padre y hermanos en la plaza frente a la Alta Corte de Lahore y nadie, ni siquiera la policía de turno, tratase de salvarla. La muerte del bebé que llevaba en su vientre es una tragedia añadida”, dice el arzobispo.
Mons. Saldanha ha sido Presidente de la Comisión Nacional “Justicia y Paz” de los Obispos de Pakistán en el período 2001-2011. La Comisión está comprometida en una campaña en contra de los crímenes de honor que hoy vuelve a relanzar el arzobispo: “Es necesario crear conciencia en todos los niveles de la sociedad de Pakistán para eliminar la lacra social de los crímenes de honor: solo de este modo la muerte de Farzana y su hijo inocente no serán en vano”. Según fuentes de la sociedad civil, se estima que en 2013 alrededor de 900 mujeres fueron asesinadas por sus familias a causa de crímenes de honor en Pakistán.
La práctica se perpetúa especialmente en áreas remotas donde las familias imponen a las chicas matrimonios forzados con hombres mucho más mayores que ellas. El primer ministro Nawaz Sharif ha ordenado una investigación sobre el caso para comprobar también la responsabilidad de la policía. (PA) (Agencia Fides 30/5/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network