http://www.fides.org

News

2014-05-28

VATICANO - El Cardenal Filoni a los seminaristas de Nkolbisson-Yaundé: “amad el ideal del sacerdote que la Iglesia necesita hoy y necesitará en el futuro”

Yaoundé (Agencia Fides) – “El seminario es un camino que permite a los jóvenes llamados acercarse a Jesús, y convertirse en él. Este viaje, aunque largo, es esencial para el futuro sacerdote, para que pueda responder personalmente a la llamada de Cristo libremente y con convicción, y se convierta, a través del sacramento del Orden, en la imagen viva de Jesucristo, Cabeza, Siervo y Pastor de la Iglesia”. Estas son las palabras con las que el Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, se ha dirigido a los cerca de 120 seminaristas del Seminario Mayor de Nkolbisson-Yaundé, en la tarde del martes, 27 de mayo, apenas comenzada su visita pastoral a Camerún, donde clausurará el centenario de la evangelización de la Archidiócesis de Bamenda (véase Fides 26/05/2014, 27/05/2014 ).
El Prefecto de la Congregación Misionera ha presidido las vísperas solemnes en la capilla del Seminario, y luego, en el Aula Magna, se ha reunido con los seminaristas y sus formadores. En su discurso, ha animado a los seminaristas “a convertirse en sacerdotes, testigos gozosos del Evangelio, como lo pone de manifiesto el Papa Francisco, 'colaboradores de Dios' en la obra de la salvación de la raza humana”. “El sacerdote está llamado a ser, de hecho, un “alter Christus, otro Cristo”, y “como representante de Cristo entre los hombres, debe realizar el viaje de transformación de su vida para convertirse en lo más parecido posible a Cristo mismo”.
“Esta identificación constante con Cristo – ha continuado el cardenal - debe ser a todos los niveles: humana, intelectual, espiritual y pastoral. Se realiza a través de la oración, una oración intensa y constante, personal y comunitaria, con Jesús siempre ante los ojos como un punto de referencia. La conformación con Cristo es alimentada por los sacramentos, especialmente la Eucaristía y la Reconciliación”. Así que les ha exhortado a: “trabajad, queridos jóvenes hermanos, en la integración armoniosa de todas estas dimensiones de la formación humana, espiritual e intelectual. Son estas las que os ayudarán a brillar en la caridad pastoral y, a poneros al servicio de los demás”.
Para ser testigos gozosos del Evangelio, es necesario tener coherencia y autenticidad, rechazar cualquier hipocresía, ha señalado el Cardenal Filoni, que ha llamado la atención de los seminaristas sobre tres puntos de importancia capital para la vida sacerdotal: la madurez afectiva, el desapego de los bienes materiales y el espíritu de comunión fraterna.
“Queridos seminaristas – ha dicho para concluir el cardenal - la prospectiva de vuestro sacerdocio es algo extraordinario que recompensa todos los esfuerzos que se os han pedido durante los años de formación en el seminario. La fecundidad de vuestra misión futura dependerá en gran medida de vuestra unión con Cristo, de la calidad de vuestra vida interior, de los valores humanos, morales y espirituales que habéis asimilado durante vuestra formación. Amad el ideal del sacerdote que la Iglesia necesita hoy y necesitará mañana, en relación a los grandes desafíos de la evangelización”. Por último, ha recomendado “usar el tiempo sabiamente” acumulando reservas humanas y espirituales a las que recurrir en la vida sacerdotal, y ha invitado a los seminaristas a “no conformarse con la mediocridad”, por el contrario “buscad ejemplos de vida de sacerdotes cuya santidad, amor a Cristo y a los otros sean irreprensibles y edificantes”. (SL) (Agencia Fides 28/05/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network