http://www.fides.org

News

2014-03-05

AFRICA/REP. CENTROAFRICANA - “Si queremos la paz, debemos ser imparciales y condenar todo tipo de violencia”, afirma el Imam de Bangui

Bangui (Agencia Fides) - “No podemos ignorar lo que Seleka ha hecho, y que ha provocado las reacciones contra los musulmanes actuales”, dice en una entrevista a metronews.fr el Iman de Bangui, Oumar Kobine Layama, afirmando que “algunos iman presentan la situación en la República Centroafricana con una vista parcial, sólo denuncian la violencia de los cristianos contra los musulmanes, por no hablar de lo que Seleka, lo hizo. (..) Cuando estaban en el poder, no han sido capaces de gestionar el país, saqueado y cometiendo actos de violencia. Si los musulmanes centro-africanos no hubiesen optado por un silencio cómplice, esto no habría durado más de un mes. Si queremos la paz, debemos ser imparciales y condenar todo tipo de violencia”.
Seleka es una coalición de grupos rebeldes, en su mayoría compuestos por musulmanes, que habían tomado el poder en Centro-áfrica, en marzo de 2013 y luego fueron perseguidos por grupos anti Balaka, a menudo descritos como un compuesto de cristianos (aunque la historia de estos grupos es más complejo, véase Fides 27/01/2014). Los Anti Balaka son los responsables, a su vez, de crímenes contra los musulmanes, pero también contra cristianos que los han defendido.
El Imam Kobine ha reiterado que la crisis centro-africana es “político y militar, no religiosa”, señalando que el jefe de Seleka, “no es un imán”, así como entre el liderazgo de la Lucha anti Balaka no hay sacerdotes o pastores. “Ningún líder religioso ha apelado al enfrentamiento religioso: la prueba es que vivimos juntos”, ha agregado el Imam, que junto con el arzobispo católico de Bangui continúa lanzando llamamientos por la paz y visitando a los desplazados.
El Imam por último rechaza los intentos de los grupos islamistas extranjeros como AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico) y el nigeriano Boko Haram para introducirse en la crisis centro-africana, afirmando, “vengar a los musulmanes”. “Si la situación de inseguridad persiste y las fronteras siguen siendo porosas, tememos que puedan llegar a Centro-áfrica”, dice el Imam. “Pero nosotros no tenemos nada que ver con ellos. Prometen vengar a los musulmanes, ¿pero de que estamos hablando? Nosotros los musulmanes no estamos pidiendo venganza. Dios nos aconseja ser actores de paz. Y todos los cristianos locales no están luchando contra los musulmanes, es más algunos los protegen en diversas parroquias del país”. (L.M.) (Agencia Fides 5/3/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network