http://www.fides.org

News

2014-02-19

ASIA/PAKISTAN - Se instala en Lahore el Arzobispo Shaw: “Un nuevo comienzo para la Iglesia”, dice el Nuncio

Lahore (Agencia Fides) – “La llegada del nuevo arzobispo es un nuevo comienzo para esta diócesis, una nueva primavera en la Iglesia de Lahore. Es una oportunidad para fortalecer el trabajo de evangelización que sigue siendo un reto importante en Pakistán”: con estas palabras, el nuncio apostólico en Pakistán, Su Exc. Mons. Edgar Peña Parra, se ha dirigido a los más de 1.200 fieles que llenaban la Catedral del Sagrado Corazón en Lahore, para la ceremonia de toma de posesión del nuevo arzobispo, Sebastian Francis Shaw, OFM.
Mons. Shaw fue nombrado obispo auxiliar de Lahore el 14 de febrero de 2009 y recientemente había sido nombrado Administrador Apostólico.
Según la información de la Agencia Fides, en la celebración, que tuvo lugar hace unos días, Mons. Peña Parra ha recordado los inicios de la fe en Punjab, de la que Lahore es la capital, y la historia de la diócesis, vinculada a la presencia franciscana. El “Vicariato de Punjab” se erigió bajo el cuidado de los padres capuchinos italianos en 1880. Seis años más tarde, el 1 de septiembre de 1886, se erigió la diócesis de Lahore, y los capuchinos belgas tomaron la responsabilidad de llevar a cabo la evangelización. “Esta Iglesia en el corazón de Punjab – ha dicho en la homilía el Nuncio - fue impulsada por los obispos capuchinos hasta 1975, cuando el paquistaní Armando Trindade fue nombrado obispo de Lahore”.
El Nuncio ha continuado diciendo: “Damos gracias a Dios, el Buen Pastor: desde 1880, durante 134 años, esta Iglesia local ha crecido en su misión de evangelización, fortaleciendo su fe. Por ejemplo, en 1950 sólo había dos sacerdotes diocesanos y unos 78 mil católicos. Hoy en día, la Archidiócesis cuenta con 30 sacerdotes diocesanos y con unos 570.000 católicos. Lo mismo puede decirse de las congregaciones religiosas. Pensemos también en muchas generaciones de catequistas que han vivido su fe e incluso sacrificado sus vidas. Mons. Shaw entra en esta gran historia como el 11º obispo de Lahore”.
Recordando la exhortación del Papa Francisco “Evangelii Gaudium”, el Nuncio se ha dirigido al nuevo arzobispo con estas palabras: “En el ministerio episcopal estás llamado a ser un maestro y predicador de la Buena Nueva, a ser un padre y un hermano que es la fuente de unidad dentro de la diócesis, recopilando a las comunidades de fe alrededor de ti. Por encima de todo, como Pedro, estás llamado a ser una persona cuya vida este enraizada en el amor y enraizada en Dios”. De esta forma podrás “continuar la obra de la evangelización en esta maravillosa tierra de los cinco ríos”, como se define a la provincia de Punjab. “En la tarea de la evangelización – ha dicho para concluir – están a tu lado sacerdotes, religiosos y laicos comprometidos y entusiastas, deseosos de ser tus compañeros de trabajo en la viña del Señor. Y lo más importante, cuentas con el apoyo del Señor y la protección maternal de la Santísima Virgen María”.
El nuevo arzobispo, hablando a la asamblea, ha dicho: “Este es un día de esperanza para todos nosotros. Nos hemos reunido para dar gracias al Señor porque Él nos ama y da a su Hijo por nosotros. Estamos en un país atravesado por muchos problemas y preguntas sin respuesta, pero Dios nos da la fuerza para seguir adelante: el buen pastor da su vida por todos nosotros”. La reflexión final ha tenido un énfasis ecuménico: Mons. Shaw ha hablado de la “alegría de Pentecostés”, viendo los representantes y miembros de otras confesiones cristianas que han tomado parte en la celebración, recordando que “sólo si se unen los cristianos serán capaces de dar auténtico testimonio de fe en Pakistán”. (PA-IB) (Agencia Fides 19/2/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network