http://www.fides.org

News

2014-02-08

EUROPA - Parar que todo el mundo y en todas partes tengan acceso a la atención médica y los medicamentos necesarios

Roma (Agencia Fides) – En unos 90 países del mundo la población recibe del sistema de salud al que pertenece, menos de la mitad de los medicamentos básicos necesarios. Según la OMS en los países en vías de desarrollo los mismos pacientes pagan del 50% al 90% de los medicamentos esenciales, mientras que unos dos mil millones de personas no tienen acceso a los medicamentos esenciales. Un grupo que es particularmente carente del acceso a los medicamentos es el de los niños. La “Jornada de la Recogida de Medicinas”, que se celebra hoy, 8 de febrero, en Italia y en otros países europeos, invita a los ciudadanos a donar los medicamentos que no requieren receta médica, que luego serán distribuidos a los más necesitados a través de instituciones de beneficencia o promoción social, fundaciones, cooperativas, organizaciones benéficas y entidades religiosas. Un problema, es el del acceso a terapias con medicamentos necesarios, que incide sobre todo en los países económicamente más desfavorecidos y no sólo - escribe en su mensaje enviado a la Agencia Fides el Arzobispo Zygmunt Zimowski, Presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud -. La situación económica que azota incluso algunos de los diferentes estados llamados “ricos”, ha tenido una gran influencia negativa tanto en los sistemas nacionales sanitarios como en la posibilidad de las personas individuales y las familias a acceder a tratamientos incluso indispensables”.
Después de citar la Encíclica Caritas in Veritate, del Papa Benedicto XVI, que afirma que cada vez es más urgente que “las naciones más desarrolladas económicamente” hagan “lo posible para destinar mayores porcentajes de su producto interno bruto a la ayuda al desarrollo”, el Arzobispo concluye: “la Jornada de la Recogida de Medicinas 2014 puede ser una oportunidad para reflexionar y, en lo posible, trabajar en un espíritu de justicia, misericordia y solidaridad en favor de un acceso más equitativo a la atención medica y a los medicamentos en todas partes y para todos los segmentos de la población, con especial atención a las personas con mayor riesgo: los niños y los ancianos, los pobres y los marginados”. (SL) (Agencia Fides 8/2/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network