http://www.fides.org

News

2014-01-23

ASIA/INDIA - Más de 4.000 casos de violencia anti-cristiana: el “Informe sobre la persecución”, presentado a los obispos

Mumbai (Agencia Fides) – Hay más de 4.000 casos registrados de violencia anti-cristiana en 2013, operados en su mayoría por grupos extremistas hindúes que actúan en el país. Los episodios incluyen el asesinato de 7 fieles, incluyendo un menor de edad, abusos y palizas a 1.000 mujeres, 500 niños y unos 400 sacerdotes de diferentes confesiones; ataques a más de 100 iglesias y lugares de culto cristiano. Estas son las cifras que figuran en el nuevo “Informe sobre la persecución en 2013”, elaborado por un foro de entes y organizaciones cristianas en la sociedad civil de la India, y que se ha enviado a la Agencia Fides.
El informe ha sido presentado recientemente al Cardenal Oswald Gracias, Arzobispo de Bombay y Presidente de la Conferencia Episcopal de la India. Según lo informado a la Agencia Fides, el documento fue elaborado mediante la colaboración entre las asociaciones “Catholic Secular Forum” (CSF), “All India Christian Council”, “Evangelical Fellowship of India”, “Global Council of Indian Christians”, “World Watch Monitor”. Han entregado el informe a los obispos los dos laicos católicos Joseph Dias y el juez Michael Saldanha, respectivamente presidente y secretario de la CSF.
De 4.000 incidentes, documentados en detalle en el texto enviado a la Agencia Fides, más de 200 son casos graves de persecución que se produjeron sobre todo en algunos estados: destacando Karnataka donde, a pesar del cambio de gobierno, la persecución cristiana es más frecuente, y Maharashtra que “parece ser el próximo laboratorio de extremismo hindú”, señala el texto. Otros estados en la “top ten” de la persecución son: Andra Pradesh, Chhattisgarh, Gujarat, Orissa, Madhya Pradesh, Tamil Nadu, Kerala.
El informe también examina las fallas en el sistema legal de la India, que permiten la propagación de la violencia y la impunidad de los perpetradores. Las leyes de “bajo acusación” están a la orden presidencial desde 1950, que niega a los dalit cristianos y otras minorías los derechos concedidos a los dalit hindúes; las leyes anti-conversión en vigor en siete estados de la India como Orissa, Arunachal Pradesh, Madhya Pradesh, Rajasthan, Gujarat, Chhattisgarh, Himachal Pradesh.
El informe señala que una ley integral para detener la violencia, presentada el año pasado, sigue parada en el Parlamento, que todavía no la ha examinado y debatido. En la mayoría de los casos examinados, “la policía se niega a registrar las denuncias”, y los medios de comunicación indios no informan de las noticias o minimizan lo sucedido, concluye el texto. (PA) (Agencia Fides 23/1/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network