http://www.fides.org

News

2014-01-23

AFRICA/REP. CENTROAFRICANA - “El Estado está colapsado, es necesaria la intervención de la ONU”: llamamiento del Arzobispo y del Imam de Bangui

Bangui (Agencia Fides) - El nuevo Presidente de la República Centroafricana, la Sra. Catherine Samba-Panza, realizará su juramento hoy, 23 de enero, en un país devastado por los enfrentamientos entre los ex rebeldes Seleka y las milicias anti-Balaka. Descrito a menudo como resultado de un conflicto inter-religioso que contrapone a los cristianos con los musulmanes, peor la situación de centro- áfrica en realidad proviene del colapso de las instituciones del Estado, como han subrayado el arzobispo de Bangui, Mons. Dieudonné Nzapalainga y el Imam Oumar Kobine Layama, Presidente de la comunidad islámica centro-africana, que están en visita a París.
Los dos líderes religiosos participan en una gira por capitales europeas para pedir ayuda y apoyo para su país. El Arzobispo y el Imán que han trabajado para pacificar los ánimos en el curso de varias visitas conjuntas a las iglesias y mezquitas, donde han encontrado refugio miles de desplazados, informan que si bien la situación en Bangui está relativamente bajo control, el resto del país se encuentra a merced de los Seleka y anti-Balaka.
Acogiendo con beneplácito la elección del presidente Samba-Panza (llamada “Mujer de Hierro” por el Imam Kobine Layama) Mons. Nzapalainga ha insistido en que el nuevo jefe de Estado se enfrenta a una tarea de enormes proporciones, porque la administración estatal está totalmente colapsada. “De los 36 ministerios, sólo dos funcionan, defensa y administración del territorio”, ha dicho al AFP el Arzobispo. “El estado ha fallado. Tendrá que reconstruir la administración con hombres y medios, para que pueda desarrollarse en todo el territorio y que el país pueda ser un estado”.
Los dos líderes religiosos piden que la misión militar africana desplegada actualmente en el país (misca) se convierta en parte de una fuerza mayor, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, para garantizar la seguridad a todo el país. Actualmente hay 6.000 soldados franceses de la fuerza Sangaris y los africanos de la MISCA. Demasiado pocos para controlar un país tan vasto como Francia y Luxemburgo juntos, dice Mons. Nzapalainga. “Con las fuerzas de la ONU, la República Centroafricana ya no será una cuestión africana o europea, sino mundial”, concluye el arzobispo (L.M.) (Agencia Fides 23/1/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network