http://www.fides.org

News

2013-12-20

AFRICA/SUDAN DEL SUR - “No somos ni Dinka ni Nuer pero representamos el cuerpo de Cristo”, escriben los líderes cristianos denunciando la instrumentalización del tribalismo

Juba (Agencia Fides) - Se multiplican los llamamientos de los líderes de las iglesias cristianas a la paz y la reconciliación en Sudán del Sur, mientras la ONU y varios países extranjeros proceden a evacuar a su personal y sus ciudadanos del país en medio de un violento enfrentamiento entre facciones rivales de las fuerzas armadas. El ataque a la base de la ONU en Akobo, al este de Sudán del Sur, en el que tres Cascos azules de la India han perdido la vida, ha acelerado la repatriación de los extranjeros.
Para evitar que la lucha entre el presidente Salva Kiir (un Dinka) y el ex vicepresidente Riek Machar (un Nuer) haga precipitar al joven Estado (independiente desde julio de 2011) en una espiral de conflicto étnico, varios obispos católicos y de otras confesiones cristianas denuncian la manipulación de la etnicidad con fines políticos.
Según cuanto afirma el Sudan’s Catholic Radio Network, Mons. Erkulano Lodu Tombe, Obispo de Yei, ha lanzado un llamamiento a los soldados de los cuarteles locales para evitar que den seguimiento a la voz de algunos políticos que inculcan confusión y división en la mente. Esto fue repetido por el obispo Elías Taban, Obispo de la Iglesia Evangélica Presbiteriana de Yei, quien dijo que “algunos traidores de Sudán del Sur tienen la intención de promover el tribalismo para dejar al país en el subdesarrollo”.
Los líderes religiosos cristianos también han escrito una carta conjunta. Donde se describen a sí mismos como “miembros nativos de las comunidades dinka y nuer”, los obispos y todo el clero, dicen “identificarse a sí mismos no como representantes de las tribus o confesiones (religiosas), sino como líderes y representantes de la Iglesia y el Cuerpo de Cristo”.
Expresando pesar por la violencia en Juba y en el estado de Jonglei, los redactores de la carta de afirman “condenar y corregir las afirmaciones de los medios de comunicación que afirman que la violencia se deriva de un conflicto entre las tribus Dinka y Nuer. Lo que esta ocurriendo no debería ser descrito como un conflicto étnico. Se trata de diferencias políticas entre el Sudan People’s Liberation Movement Party (SPLM), y los líderes políticos de Sudán del Sur”.
Los líderes religiosos denuncian los episodios de asesinatos en base al origen étnico y hacen un llamamiento a los políticos a dejar de incitar a la violencia y en lugar de ello trabajar por la paz y la reconciliación. (L.M.) (Agencia Fides 20/12/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network