http://www.fides.org

News

2013-12-04

ASIA/INDIA - Movilización de los fieles después del asesinato de un niño cristiano

New Delhi (Agencia Fides) – Llevar a la justicia a los asesinos de Anugrag Gemethi, muchacho cristiano de 7 años, llamada Anmol, torturados y asesinado en un pueblo de Rajasthan (noroeste de la India): es lo que requiere una amplia campaña de movilización lanzada por diferentes organizaciones cristianas en la India, de varias confesiones. Según la familia, el niño fue asesinado a manos de extremistas hindúes para enviar un mensaje a su familia y a la comunidad cristiana. En una nota enviada a la Agencia Fides por el “Catholic Secular Forum”, una de las asociaciones patrocinadoras, se afirma: “Es realmente chocante que un niño de 7 años no se haya librado del fundamentalismo Hindutva.
Lo peor es que la policía no es capaz de identificar a los asesinos y llevarlos ante la justicia”. La campaña, titulada “Justicia para el mártir Anmol”, tiene como objetivo sensibilizar a los líderes de la Iglesia y de las instituciones políticas y judiciales, en el más alto grado. Se requiere un severo castigo para los asesinos, en nombre de la legalidad, ; que se detenga la “persecución de los cristianos de la India”; una compensación a la familia del niño.
Anugrag Gemethi fue torturado y asesinado en el pueblo de Gamidi, que se encuentra en el distrito de Dungerpur, en el estado de Rajasthan. El cuerpo del niño fue encontrado en un estanque el 18 de noviembre pasado, después de un día de intensa búsqueda. Su rostro estaba mutilado, sin ojos, ni nariz, ni orejas, irreconocible. Tenía marcas de quemaduras en el abdomen, los dedos de los pies estaban cortados y tenía profundos cortes en la mano y el brazo. Según el informe de la autopsia, la causa de la muerte fue el ahogamiento y otras lesiones se deben a “mordeduras de animales”. Cinco testigos del hospital, sin embargo, afirman que el cuerpo tenía signos evidentes de tortura, ignorados por el médico.
El padre del niño, Harish Gemethi, dijo a la policía que “desde hace años, algunos extremistas hindúes locales amenazan con matarme y a mi familia la han dañado muchas veces”. El hombre ha dado los nombres de los agresores, pidiendo a los investigadores que investiguen sobre ellos, pero hasta ahora han ignorado sus sugerencias. En el pueblo hay una comunidad de creyentes cristianos con 45 miembros, fundada en el 2003. En septiembre pasado, un grupo de extremistas hindúes bloqueó una oración de los fieles, amenazando de muerte a los presentes.
El Pastor protestante P.S. José, secretario diocesano de la “Iglesia de los creyentes”, en Rajastán, en una carta a las instituciones denuncia “el grave retraso de la policía en sus investigaciones”, hablando de “gravísima brutalidad contra los cristianos”, y pidiendo “justicia para una familia en duelo”. (PA) (Agencia Fides 4/12/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network